Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Cuaresma
  • domingo, 07 de marzo de 2021
  • faltan 21 días para el Domingo de Ramos

El Protocolo de la Catedral I. Recibimiento a Autoridades Civiles y a las Cofradías. Jesús Luengo Mena


Vamos a ver algunos aspectos del muy rico protocolo de la catedral, sin ánimo de agotar el tema.

Básicamente hay dos categorías dentro del protocolo catedralicio, según se refiera a autoridades eclesiásticas o civiles. En este artículo vamos a ver solamente algunos aspectos del protocolo a autoridades civiles.

Si sus Majestades los Reyes acuden a algún acto en la catedral son recibidos en la Puerta de San Cristóbal (vulgo de los Príncipes) por el Cabildo en pleno y por el arzobispo (ya revestido) o el deán en ausencia del prelado, que le dará a besar la reliquia del Lignum Crucis. Se colocan en el lado derecho del presbiterio bajo y se les despide de igual manera. Se les inciensa con tres golpes dobles antes que al pueblo.  

El resto de las autoridades nacionales, autonómicas o locales son recibidos habitualmente en la Puerta de Palos por los canónigos delegados de protocolo y despedidos de la misma manera.

La Corporación Municipal acude oficialmente, bajo mazas, a las siguientes celebraciones litúrgicas: Jueves y Viernes Santos; Corpus Christi; fiesta de San Fernando (30 de mayo); solemnidad de la Asunción (15 de agosto);  Día de la Hispanidad (12 de octubre); San Clemente (23 de noviembre) y solemnidad de la Inmaculada Concepción (8 de diciembre). El Día de la Hispanidad asiste también el Cuerpo Consular.

La Corporación Municipal habitualmente es recibida en Puerta de Palos y los días festivos en la puerta de San Miguel, sonando a su llegada los himnos de España y Andalucía. En procesión, pasan a ocupar su lugar en el lado izquierdo del presbiterio bajo, en seis bancos dorados y un sillón cojín para el Alcalde.

Algunas peculiaridades. El palio para el traslado del Santísimo Sacramento al monumento el Jueves Santo es portado por los concejales. Los días de la Inmaculada, San Clemente y San Fernando la Corporación Municipal no sube al presbiterio bajo al llegar sino que espera junto a las gradas del altar mayor para incorporarse a la procesión por las naves.

El día de la Asunción, la Corporación Municipal entra a la catedral por la Puerta del Perdón y es recibida por los delegados de protocolo en la Puerta del Lagarto, donde esperan el paso de la procesión para incorporarse a su sitio. Acabada la procesión, salen por la Puerta de San Miguel.      

Terminamos este artículo con el protocolo de recibimiento al paso de las cofradías por la catedral en su anual estación de penitencia. Hay que empezar diciendo que la máxima autoridad, en ausencia del obispo, durante el paso de las cofradías en la catedral es el delegado de protocolo de turno. Al llegar la Cruz de Guía a la Puerta de San Miguel, el diputado mayor de gobierno pide al delegado de protocolo la Venia (oralmente o por escrito) para realizar la estación. La Hermandad del Silencio tiene el privilegio de no pedir la Venia.     

«Al llegar el paso que esté presidido por el hermano mayor, éste entrega al delegado de protocolo (o al obispo, si está presente) su vara de hermano mayor. El delegado preside el transcurrir de la cofradía hasta la Puerta de Palos, donde devuelve la vara al hermano mayor. La Hermandad del Silencio tiene el privilegio de no ofrecer la vara de hermano mayor al delegado de protocolo»[1].

En otro artículo abordaremos el recibimiento al obispo y a autoridades eclesiásticas.

 

[1] Reglas de Coro, Procesiones y Estaciones, pág 39.

Foto: Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.