Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes de los Difuntos
  • viernes, 22 de noviembre de 2019
  • faltan 135 días para el Domingo de Ramos

Crónicas desde la Campana. Sábado Santo. Daniel García Acevedo


El Sábado Santo en Campana comenzó a las 17,14 horas con la venia de la hermandad del Sol. Delante de la Cruz de Guía figuraba la Agrupación musical Sta. María de la Esperanza del Proyecto Fraternitas, acción social del Consejo de Cofradías en el Polígono Sur. En el palquillo estuvo el delegado diocesano para las hermandades, Marcelino Manzano. El paso del Varón de Dolores pasó con tres marchas interpretadas por la banda de cornetas del Sol. El paso discurrió con un buen andar por parte de los costaleros. El exorno floral estuvo compuesto por flores silvestres con rosas rojas entremezcladas. La Virgen del Sol pasó a los sones de la Banda de música de la hermandad con dos marchas, mientras sus costaleros la llevaban con un buen andar. El exorno floral estuvo compuesto por flores de tonalidad morada en forma cónica.

La hermandad de los Servitas empezó a pasar a las 17,44 horas. El paso de la Virgen de los Dolores y el Cristo de la Providencia pasó en dos chicotás a los sones de dos marchas tocadas por la banda de música Ntra. Sra. del Águila de Alcalá de Guadaira. Claveles rojos para el exorno floral del paso y jarras y en la peana unas flores moradas. La Virgen de los Dolores pasó con una marcha interpretada por la banda de música de Coria del Río y con un buen andar por parte de sus costaleros. Esta hermandad cuida al máximo todos los detalles. El exorno floral de este paso estuvo compuesto por calas blancas.

A las 18,13 horas pedía la venia la hermandad de la Trinidad. La banda de cornetas de las Cigarreras interpretó para el paso del Sagrado Decreto las marchas “Al Señor de la Sagrada Cena” y “Lux Aeterna”. Los costaleros de este paso lo llevaron con un andar lento y en algunas partes, metiendo el izquierdo por delante, levantando los aplausos de los abonados. El paso llevó flores variadas, todas en tonalidad blanca. El paso del Stmo. Cristo de las Cinco Llagas entró en la Campana con tres marchas interpretadas por la banda del Stmo. Cristo de las Tres Caídas, con un andar lento de sus costaleros. El exorno floral estuvo compuesto por claveles rojos. Como es costumbre, al palio de la Virgen de la Esperanza de la Trinidad le fue lanzada una gran petalada desde la azotea del edificio del Ocaso. Tras la levantá en el palquillo le fueron tocadas las marchas “Reina de la Trinidad” y “Virgen de las Aguas” por la banda de la Oliva de Salteras, llevada con un andar lento por los costaleros.

A las 19,15 horas, entró el cortejo del Santo Entierro. Discurrió con toda la retahíla de representaciones, tanto de hermandades como de instituciones. El paso del Triunfo de la Santa Cruz, la Canina, pasó en dos chicotás, con su exorno floral de hojarasca y yedras. El llamador de este paso de encuentra en la zambrana del mismo. Lleva delante música de capilla. El paso del Cristo Yacente pasó a los sones de la marcha “Amarguras” tocada por la banda sinfónica municipal de Sevilla. Iba exornado por mini calas de color morado y pasó con un buen andar por la Campana. Delante del paso de la urna figuraba una coral polifónica. El paso de la Virgen de Villaviciosa pasó en dos chicotás y llevaba flores de color blanco. Los bordados de las imágenes del Duelo son obras magníficas de estilo gótico. Hubo una parada larga del paso en la entrada en calle Sierpes. La banda militar del ejército de tierra, que acompaña al paso a gran distancia del mismo, tocó una marcha. Fue muy aplaudido el discurrir de la compañía del ejercito que desfiló tras el paso del Duelo.

A las 20,07 horas pidió la venia la hermandad de la Soledad de San Lorenzo. Tras el largo cortejo de nazarenos, con muchos niños en los primeros tramos, venía el paso de la Stma. Virgen exornado por rosas color champan y un pequeño monte de lirios morados detrás de la cruz. Se le cantó una saeta desde el balcón de la Confitería la Campana. A las 20,50 horas el paso se introdujo en la calle Sierpes terminando, de esta manera, este Sábado Santo. Acaba aquí la Semana Santa de abono, aunque las sillas estarán puestas para que todo aquel que quiera, pueda presenciar desde este punto el discurrir de la hermandad de la Resurrección.

Fotos: Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.