Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes de los Difuntos
  • jueves, 14 de noviembre de 2019
  • faltan 143 días para el Domingo de Ramos

Proyecto de saya para Nuestra Señora del Valle


Arte Sacro. Hace ya bastante tiempo que un grupo de hermanos, en conversaciones informales, soñaba con hacer un regalo de importancia a la Virgen del Valle. Algo que fuera suyo, pero a la vez engrandeciese el patrimonio de la Archicofradía…así, elucubrando, surgió este proyecto de saya que se presenta a continuación.

Una idea que nace en torno a dos ejes fundamentales:

1.- Que fuera un regalo financiado exclusivamente a través de donaciones particulares, sin que el presupuesto de la Archicofradía se vea afectado en un solo céntimo por este proyecto. En este sentido, se ha abierto una cuenta independiente para ello, aunque supervisada por la Mayordomía.

2.- Que la saya fuera una pieza de primer nivel, puesto que desde 1920 (hace cien años) no se acomete nada de esta envergadura para la Virgen que, por sus características, sobrepasa al ajuar que denominamos “de diario”.

El diseño ha sido realizado por el hermano Gonzalo Navarro.

Sus características estilísticas son claramente barrocas, insertando la pieza en el movimiento artístico donde se realizaron los bordados más carismáticos de la corporación. 

Se parte de un planteamiento simétrico con una decoración vegetal que ocupa toda la superficie de la prenda y que alterna diferente simbología, destacando la jarra de azucenas central (dogma de la Inmaculada) y las rosas de pasión, tan de esta dolorosa.

Para esta obra se pensó que era imprescindible acudir a un taller de prestigio que ofreciese todas las garantías. Se ha elegido el centenario taller de Esperanza Elena Caro, de calidad y seriedad más que reconocidas dentro y fuera de nuestra ciudad.

La saya se ejecutará (D.m.) en hilos de oro fino, plata y seda de colores, siendo el soporte un tisú de elaboración manual en hilos de plata de tonalidad marfil, evocando la letanía “Turris Ebúrnea” de las lauretanas del Santo Rosario.

Ni que decir tiene que todas las personas que se quieran involucrar, recibirán puntual información sobre el desarrollo de los trabajos y, además, se ha concertado con el taller desde el inicio la posibilidad de hacer visitas en pequeños grupos para ver cómo se va confeccionando la pieza.

Saben que es un proyecto ambicioso y que tendran que trabajar mucho; pero estan convencidos también de que es un bonito medio de demostrar, una vez más, a la Santísima Virgen del Valle, su amor y devoción (la de todos los días del año) de una manera singular.

Por eso, además de presentar esta ilusión, quieren apelar a la colaboración de todos los hermanos y devotos. Cuantos más sean, más será un regalo de todos, un regalo de fraternidad, un regalo que simbolice de un modo eminente el amor que todos comparten a la Madre del Valle.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.