Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • miércoles, 15 de julio de 2020
  • faltan 256 días para el Domingo de Ramos

Montañés, maestro de maestros, la exposición del año


Arte Sacro. Ayer se inauguró la exposición Montañés, maestro de maestros, en el Museo de Bellas Artes de Sevilla. El acto contó con la presencia del Presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, Valme Muñoz, directora del Museo y el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo.

La exposición Montañés, maestro de maestros reúne, en una ocasión única e irrepetible, las obras maestras del escultor Juan Martínez Montañés (Alcalá la Real, 1568- Sevilla, 1649), presentado como uno de los grandes creadores en la transición del Renacimiento al Barroco, capaz de levantar un territorio artístico personal, poniendo la intensidad al servicio de la fe y la belleza.

La muestra propone una nueva mirada sobre Martínez Montañés como un creador único y sublime que hizo cumbre en el arte de su tiempo. Así, las obras seleccionadas -un total de 48 esculturas y diez pinturas- dan cuenta de la novedad de sus modelos iconográficos, de lo sublime de sus imágenes devocionales y de la ambición de los grandes encargos que aceptó.

Producida por el equipo del Museo de Bellas Artes de Sevilla, esta muestra se podrá visitar en la sala V y la sala de exposiciones temporales hasta el 15 de marzo de 2020. Además, la cita se celebra en un espacio estrechamente vinculado al escultor, pues en las dependencias del antiguo convento de la Merced Calzada estuvo durante siglos una de sus más emblemáticas obras: el Nazareno de Pasión.

Para medir el alcance de Montañés, maestro de maestros, hay que recordar que la última exposición monográfica sobre el escultor en la capital andaluza se celebró hace 50 años. Martínez Montañés y su época revisó en 1969 la producción del creador alcalaíno en la Real Academia de Santa Isabel de Hungría. El Bellas Artes de Sevilla se acercó a su obra en 1937 cuando acogió el Homenaje a Martínez Montanés.

Montañés, maestro de maestros aspira a fijar la trascendencia de la producción del artista mediante una selección de lo más escogido de su producción, con obras de diferente naturaleza, de distintas etapas y representativas de las iconografías que contribuyó decisivamente a consolidar en la Sevilla barroca. Los criterios de selección han sido la representatividad, la calidad y la conservación de las piezas.

CONTENIDOS

Esta exposición ofrece un recorrido por una selecta representación de 44 obras, entre esculturas y relieves del genial artista, de un total de 58 que la componen. El itinerario, a través de tres secciones, nos muestra un excepcional repertorio que testimonia la ambición de los grandes encargos que abordó, lo sublime de sus imágenes devocionales y la novedad de sus modelos iconográficos.

En la primera sección se exponen obras de los conjuntos o retablos más notables, como los de San Isidoro del Campo o el convento de San Leandro. La segunda sección muestra destacados ejemplos de su excelente producción imaginera, como San Cristóbal o San Jerónimo. La tercera se centra en sus aportaciones más significativas a la iconografía barroca sevillana, como fue el Niño Jesús del Sagrario, la Inmaculada Concepción “La Cieguecita” o el Cristo de la Clemencia.

Las conexiones con el mundo artístico e intelectual de la época revelan la colaboración de Montañés con otros artistas, de los que también se exponen pinturas que conformaron retablos o fueron expresión pictórica de las nuevas iconografías que el escultor contribuyó a consolidar. Se exponen tres esculturas y diez pinturas de autores que trabajaron en colaboración con el maestro, para mostrar algunos ejemplos de este modo de trabajo en el maestro. Son obras de Francisco Pacheco, Gaspar Núñez Delgado y Francisco Varela.

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía agradece a todas las personas que han colaborado en este proyecto y, en especial, a los museos, las fundaciones y las instituciones religiosas que han cedido obras. En este sentido, ha sido fundamental la colaboración generosa del arzobispo de Sevilla, don Juan José Asenjo Pelegrina, quien ha facilitado el préstamo de muchas de las obras, mediante su personal interés y apoyo en el desarrollo de la exposición.

EL ARTISTA

Juan Martínez Montañés (Alcalá la Real, 1568- Sevilla, 1649) constituye un hito en la historia de la escultura española. Las cotas alcanzadas por el artista lo convierten en maestro de maestros, cuyo principal discípulo fue Juan de Mesa. Esta exposición constituye, pues, un selecto y excelente muestrario de su amplia trayectoria artística, además de una oportunidad única de profundizar en su vida y su Obra en la génesis del Barroco en Sevilla.

El artista comienza su carrera en Alcalá la Real (Jaén) como dorador en el taller de su padre. Tras el traslado de la familia a la ciudad de Granada, en 1580, entra como aprendiz en el taller de escultura de Pablo de Rojas, uno de los imagineros que asientan los modelos de Crucificado y Nazareno que, luego, proliferarán en toda la geografía andaluza durante el Barroco. Nada se conoce de la obra que pudiera haber realizado en esta ciudad.

José Gestoso sitúa en su Diccionario la llegada de Juan Martínez Montañés a Sevilla en 1582. Sin embargo, el primer documento que constata la presencia del escultor en la capital hispalense, al dar testimonio de su vecindad en la ciudad, en la collación de San Vicente, data de 1587. El 1 de diciembre de 1588 supera con enorme suficiencia, según el acta firmada por los veedores Gaspar del Águila y Miguel Adán, el examen que le habilita para trabajar como escultor en la ciudad.

Su primera obra escultórica documentada es el san Cristóbal de formato monumental de la Iglesia del Divino Salvador, en lenguaje manierista, conservada y presente en la exposición. Le siguen la Virgen de Belén para el Duque de Arcos (1589), y una Virgen del Rosario para el convento de Santo Domingo de Alcalá de los Gazules, en Cádiz (1590). En este mismo año toma como aprendices en su taller a Ambrosio Tirano y Alonso Díaz.

En el cambio de siglo, Montañés es ya una figura consolidada en el panorama escultórico de Sevilla. En este momento, colabora con otros grandes artistas activos en la ciudad. De la primera década del siglo XVII datan las obras que una de las grandes figuras de la pintura sevillana, Francisco Pacheco, suegro de Velázquez, policroma: el soberbio Crucificado de la Clemencia, hoy en la Catedral, de 1603-06; el Santo Domingo del convento de Portaceli, de 1605-09; o las cabezas de San Ignacio de Loyola y San Francisco de Borja, de la Casa Profesa de los Jesuitas de Sevilla, realizadas en 1610 y 1624, respectivamente.

De este momento son también el San Jerónimo penitente del convento de clarisas de Llerena, el Niño Jesús del Sagrario de la catedral hispalense, y el Santo Domingo de Guzmán del Museo de Bellas Artes de Sevilla, inspirado por el San Jerónimo de Torrigiano, y de nuevo policromado por el suegro de Velázquez. Juan de Mesa entra como aprendiz en su taller en 1606, abandonándolo en 1615 ya como oficial.

De la década siguiente son obras cumbre el retablo de San Isidoro del Campo, de cuyo conjunto pueden verse parte en la exposición; el Cristo de Pasión, para la hermandad de Pasión ubicada entonces en la Casa Grande de la Merced, hoy Museo de Bellas Artes de Sevilla, o el Cristo de los Desamparados del convento del Santo Ángel. De 1630 data la Inmaculada Concepción de la Capilla de los Alabastros de la Catedral de Sevilla, llamada “La Cieguecita”, que se convertirá en modelo iconográfico de infinitud de inmaculadas escultóricas durante el siglo XVII; y de 1634 es el San Bruno procedente del monasterio de Santa María de las Cuevas, hoy en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Un año posterior es el Retrato de Felipe IV, que fundirá en Florencia Pietro Tacca, y que hoy puede verse en la Plaza de Oriente de Madrid. De 1638 son los santos Juanes del convento de Santa Paula, no incluidos en la exposición. Una de sus últimas obras documentadas es el San Pedro de Cilleros (Cáceres), concertada en 1641, con la exigencia de que fuera realizada “en toda perfección”.

SEDE

La sede de Montañés. Maestro de maestros será el Museo de Bellas Artes de Sevilla, organizador de la exposición, en sus salas V y de exposiciones temporales. Este espacio está fuertemente vinculado a la trayectoria artística de Montañés, por haber sido el antiguo convento de la Merced Calzada de Sevilla, donde estuvo durante siglos una de sus más emblemáticas obras: el Nazareno de Pasión.

La arquitectura grandiosa y sorprendente de la nave de la iglesia, adaptada para sus funciones como sala de museos, se ha completado con un montaje dotado con los mejores sistemas de iluminación, así como con otros elementos que garanticen la correcta exhibición de las esculturas que formarán parte de la muestra.

RESTAURACIÓN DE OBRAS

Dentro de la actividades preparatorias de la exposición, se ha realizado la puesta a punto de las esculturas incluidas en su catálogo, tanto de las propias colecciones, como de aquellas instituciones que lo han requerido.

CATÁLOGO

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico ha editado, con motivo de la exposición Montañés, maestro de maestro un catálogo que recogerá fichas de todas las obras y una serie de artículos, redactados por especialistas en escultura y estudiosos de la obra de Montañés, profesores de Universidad, conservadores de museos y técnicos de la Junta de Andalucía.

ACTIVIDADES PARALELAS Y OTRAS ACCIONES

1. Música para Montañés

La exposición Montañés, maestro de maestros contará con un elemento diferenciador y a la vez enriquecedor que vendrá de la mano de Juventudes Musicales de Sevilla, aunando así música y patrimonio museístico.

Cada sábado por la mañana, Juventudes Musicales, en colaboración con la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, llevará un concierto al Museo de Bellas Artes de Sevilla, donde jóvenes músicos principalmente andaluces o residentes en Andalucía, interpretarán en directo piezas del Renacimiento y del Barroco, que transportarán al visitante a la época del artista.

Serán conciertos a dúo, trío y algún cuarteto o quinteto, en los que sonarán la voz, la flauta, la guitarra, el clarinete, el cello... con obras de autores renacentistas como Cristóbal de Morales, Palestrina, Guerrero, Orlando di Lasso, Tomás Luis de Victoria, Caccini, Gabrieli, Byrd o Monteverdi, y algunos barrocos como Pachelbel, Corelli, Purcell, Scarlatti, Albinoni, Vivaldi, Telemann, Hándel, Bach o Haydn.

2. Ciclo de Conferencias

En colaboración con la Asociación Amigos del Museo de Bellas Artes de Sevilla ofrece un ciclo de cuatro conferencias centradas en la figura de Martínez Montañés los días 15 de diciembre, 19 de enero, 16 de febrero y 15 de marzo.

El catedrático emérito de la Universidad de Sevilla Emilio Gómez Piñol abrirá el ciclo con la conferencia Consideraciones sobre el imaginario artístico de Montañés. Las otras tres sesiones serán impartidas por algunos de los especialistas que han participado en el catálogo.

3. APP gratuita para la visita guiada

Los visitantes podrán descargar al inicio de la exposición Montañés, maestro de maestros una aplicación a su teléfono móvil que le servirá de guía interactiva. Este recurso le facilitará una sucinta información de cada obra que forma parte de la muestra. Su formato, en audio y vídeo, permite adaptarse a las necesidades de cada visitante.

Al inicio de la muestra se facilita un código OR desde el que el visitante podrá descargar la aplicación gratuita, si lo desea utilizando el sistema wifi del Museo. La aplicación que incluye un localizador que permite que el visitante acceda a la información de las obras que se encuentran en su lugar exacto, mediante tecnología bluetooh. Idiomas: español e inglés.

4. Guía de sala

El Museo de Bellas Artes de Sevilla pone a disposición de los visitantes una guía de sala que incluye una introducción con la biografía breve del artista y un comentario de cada obra que forma parte de la muestra. De este modo, tendrá acceso a información sobre la obra que está contemplando, sin necesidad de desplazarse a leer la cartela informa habitual permitiendo una visita más completa y evitando aglomeraciones.

Horarios

Martes a sábado, de 9:00 a 20:30 horas.

Domingos y festivos de apertura: de 9:00 a 15:00 horas

Cerrado los lunes y los siguientes festivos: 9, 24, 25 y 31 de diciembre 2019.

El Museo abre el 6 y 8 de diciembre.

2020 Los horarios pueden variar respecto al año anterior. Se ruega confirmar en la web del museo.

Festivos de cierre previstos: 1 y 6 de enero.

El 28 de febrero 2020, consultar en la web.

La taquilla se cerrará 30 minutos antes de finalizar el horario de apertura.

El desalojo de las salas comenzará con 15 minutos de antelación.

La visita en grupo debe reservarse previamente en:

www.museodebellasartesdesevilla.es

Folleto informativo

Guía exposición

Fotos: Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.