Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Estival
  • sábado, 08 de agosto de 2020
  • faltan 232 días para el Domingo de Ramos

Los Canónigos de la Catedral de Sevilla. Manuel Enríquez Becerra


Algunas mañanas me gusta ir a la Santa Iglesia Catedral de Sevilla, que a las nueve y media comienzan los Laudes que rezan y cantan los canónigos.

Que son sacerdotes que un día el señor Arzobispo tuvo a bien darle ese rango honorifico de ser canónigos, ya que son sacerdotes como otros cualquiera nada más que tienen rango de canónigos de la Catedral hispalense.

Ese título de canónigo se lo da el señor Arzobispo a sacerdotes que han hecho alguna obra buena en la archidiócesis, como por ejemplo: él haber creado una residencia de ancianos, o ser vicario episcopal, u otros menesteres de gran relevancia, en la Archidiócesis. Y también dicho sea de paso caerle bien al Arzobispo

Es muy bonito como rezan y cantan los canónigos los Laudes acompañados del impresionante órgano de La Santa Iglesia Catedral.

Van todos vestidos de morado con botonadura a juego, con roquetes blancos y capa pluvial de color morado también rematada en la espalda con un capirote que le cuelga hacia atrás con una borla, bastantes elegantes. Y entran en el coro y cada uno tiene su asiento reservado, para leer y cantar los Laudes.

Comienzan a las nueve y media y a las diez celebran la santa misa que a veces la dicen en latín y otras veces en castellano.

Cada canónigo tiene una representación de canonizaría o capitulares, es decir un titulo que tienen, cómo el deán que es el que manda en todos, y además en este caso es el vicario general de la archidiocesis. O el penitenciario, capellán mayor, capellanes reales, el archivero, el administrador, maestro de ceremonias, maestre escuela, sochantre, de liturgia, etcétera, pero todos tienen un titulo.

Los canónigos son cómo los ángeles custodios, pero en este caso de La Catedral, son los encargados del guardar y conservar el tesoro de La Santa Iglesia Catedral.

En Semana Santa tienen la recomendación de recibir a las hermandades que hacen su estación de penitencia a La Santa Iglesia Catedral. Y desde un púlpito hacer referencia de la hermandad que este en ese momento haciendo su penitencia por la Catedral, y hacerla pública por megafonía.

Y hacen una semblanza de la antigüedad de cada hermandad y cómo fue fundada, así cómo los años que lleva de antigüedad haciendo estación de penitencia a La Catedral.

En las grandes ceremonias que se celebran en la Catedral también van todos acompañando al señor Arzobispo al acto que se celebre en la citada Catedral, como el acompañar a La Santísima Virgen de Los Reyes en su procesión, y salir también acompañando a la procesión del Corpus sevillano.

También son canónigos, sacerdotes que llevan muchos años en acto de servicio en la archidiócesis, y que han destacado por su buen hacer al lado del prelado, como canciller o secretario del mismo. Se consideran el clero más cercano al Arzobispo. 

Además de canónigos, tienen sus respectivas parroquias a excepción de los canónigos eméritos, que ya están jubilados, pero que asisten a los Laudes de La Catedral.

Hay canónigos que hacen su trabajo en el Arzobispado cómo llevar las cuentas de la archidiócesis y llevar todo el registro.

La única persona que puede nombrar canónigos son los Arzobispos ó Obispos de cada diócesis o archidiócesis, en este caso como la de Sevilla.

Manuel Enríquez Becerra. 

Fotos: Miguel Ángel Osuna Abril.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.