Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Pascua
  • martes, 23 de abril de 2024
  • faltan 355 días para el Domingo de Ramos

Provincia. La aparición de un nuevo documento fecha en 1889 el manto de la Soledad de Castilleja, obra de las Hermanas Antúnez


Fran Granado. El historiador Juan Prieto Gordillo ha localizado un escrito en el que queda demostrada la realización de esta emblemática obra de bordado en el citado año.

La reciente aparición de un documento histórico desconocido hasta ahora ha logrado situar en 1889 el año de realización del manto negro de Nuestra Señora de la Soledad de Castilleja de la Cuesta, obra de las Hermanas Antúnez.

El hallazgo ha sido realizado por Juan Prieto Gordillo, historiador de la Hermandad Sacramental de Santiago Apóstol de la localidad aljarafeña y profesor de la Universidad de Huelva.

En concreto, se trata de una carta fechada el 14 de septiembre de 1889 en la que el entonces párroco de la localidad, Francisco de la Granja, exponía al señor arzobispo hispalense una serie de quejas relativas a la parroquia de Santiago, y más concretamente a la vecina de la localidad doña Nicolasa del Campo, marquesa de Loreto, gran benefactora de la Hermandad en estos años.

En uno de los párrafos de dicha misiva (localizada en el archivo del Palacio Arzobispal de Sevilla (AGPAS) en el legajo 10010, s/f. de la sección Hermandades), Francisco de la Granja se refiere a la señora marquesa indicando que “…ahora está bordando un manto para Virgen de esa hermandad, apreciado en treinta mil reales”, lo que constata tanto la fecha exacta como el precio de una obra que fue sufragada por la citada señora, doña Nicolasa del Campo.

Estudio artístico

Centrándonos en el estudio artístico del manto, cabe destacar que sigue la tendencia surgida a medios del siglo XIX caracterizada por grandes bordados irregulares o asimétricos tanto en palios como en mantos, sayas y túnicas. Ejecutado en hilo de oro a realce sobre terciopelo negro de Lyon, y diseñado por Guillermo Muñiz, se trata de una gran obra de bordado con un complejo entramado de hojas de cardo, y largos cabos de cardos florecidos, rematándose todo el conjunto por una blonda de encaje dorado.

Por último hay que mencionar una paloma realizada en hilo de oro fino y lentejuelas, que porta en su pico una rosa de pasión. Esta forma parte del conjunto de este manto, aunque también se coloca sobre el manto rojo, pues es una pieza independiente. El manto fue ampliado y enriquecido, siguiendo su diseño original, en 1988, en los Talleres de Benjamín Pérez de Bollullos de la Mitación.

Cabe reseñar que este manto de Nuestra Señora de la Soledad de Castilleja de la Cuesta fue cedido el 8 de diciembre de 2012 para el solemne y devoto besamanos y función en honor a María Santísima de las Tristezas, de la hermandad sevillana de la Vera Cruz, que por primera vez en su historia lució así un manto bordado de salida.

Otras obras maestras

Además del manto negro de Nuestra Señora de la Soledad de Castilleja de la Cuesta, entre las principales obras de las Hermanas Antúnez se encuentran el manto de la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso, de 1872 y actualmente propiedad de la Hermandad de la Estrella; la túnica de cardos de Jesús del Gran Poder, o el manto para la Virgen del Patrocinio, actualmente en Huelva; además del manto procesional de la Virgen de la Presentación estrenado en marzo de 1902.

Redacción: José Rodríguez Polvillo

Foto: Francisco Javier Contreras










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.