Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • viernes, 21 de junio de 2024
  • faltan 296 días para el Domingo de Ramos

El Arzobispo bendijo las nuevas dependencias de la Bolsa de Caridad del Gran Poder


Arte Sacro. El Arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo Pelegrina, fue el encargado de bendecir ayer las nuevas dependencias de la Bolsa de Caridad de la Hermandad del Gran Poder, ubicadas en la calle Santa Clara nº 7, y que desde hoy mismo se encuentran en funcionamiento.

El acto lo abrió el Hermano Mayor de la Corporación de la Madrugada, Félix Ríos, y contó con la presencia del nuevo Presidente del Consejo, Francisco Vélez, del Rector y Director Espiritual, Francisco de Borja Medina y de los principales benefactores que han contribuido con sus donaciones a crear este nuevo espacio de servicio y ayuda a los pobres. 

También asistieron al acto los anteriores Hermanos Mayores, Enrique Esquivias y Antonio Ríos y el resto de componentes de la actual Junta de Gobierno, así como los hermanos que prestan su servicio en la citada Bolsa.

Tras la bendición el Arzobispo descubrió una placa conmemorativa del acontecimiento. 

La Bolsa de Caridad del Gran Poder 

En Octubre de 1.953, la Hermandad funda una Bolsa de Caridad, con la pretensión de hacer patente el mandato cristiano del ejercicio de la caridad a través de un órgano específico, insertado en la propia Hermandad que con esta iniciativa una vez más venía a ser pionera entre las Hermandades sevillanas. 

El funcionamiento de la Bolsa de Caridad se regula por lo dispuesto en las actuales reglas y por su propio reglamento. Tal y como establecen las reglas, la Bolsa depende en su funcionamiento de la Junta de Gobierno, si bien delega en el Diputado de Caridad. En cuanto a la composición, esta está formada íntegramente por hermanos y cuyo número es determinado por la Junta de Gobierno atendiendo a las necesidades a cubrir, amén de los diecinueve componentes de la Junta de Gobierno. 

Dentro de sus cometidos está el atender a los peticionarios que acuden a la Bolsa los días de visita  o cubrir los turnos de la mesa petitoria que todos los viernes se coloca en la Basílica. 

En los más de cincuenta años de existencia, se han tramitado más de diez mil asuntos, entre los que se encuentran todo tipo de peticiones y solicitudes, desde sufragar una intervención quirúrgica hasta el pago de unas gafas; de la repatriación de un emigrante a una beca de estudios, de una canastilla de recién nacido a cubrir los gastos de una exequias, o la ayuda a drogodependientes. 

Pueden encontrar más información en la página web de la Hermandad:

http://www.gran-poder.es

Fotos: Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.