Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • domingo, 16 de junio de 2024
  • faltan 301 días para el Domingo de Ramos

En breve comenzarán las obras en la iglesia de la Anunciación


Arte Sacro. Ayer tuvo lugar la presentación oficial de  la obra de restauración la iglesia de la Anunciación cuyos trabajos comenzarán el próximo día 8 de agosto, con la instalación de los correspondientes cajones de obra, andamios y estructuras auxiliares, todas externas, por fuera de la propia Iglesia. Se desarrollará por un espacio de 15 meses, por lo que tiene su finalización prevista para noviembre del 2023.

En el interior del templo solo se actuará sobre parte de las pinturas murales, aunque no para restaurarlas en esta concreta fase, sino para afianzarlas y asegurarlas, con el fin de no producir pérdidas por desprendimiento cuando se trabaje sobre la zona exterior de las cubiertas. Esta concreta intervención, que será la que más afecte a las actividades de la Hermandad, se tiene prevista para el verano del 2023, por lo tanto, una vez finalizada toda actividad relativa a la Cuaresma, Semana Santa y cultos de reglas de la Archicofradía.

Se ha asegurado la permanencia de la Hermandad del Valle en la iglesia de La Anunciación, no solo como sede permanente sino durante las obras, sin que en ningún caso esté justificado ni previsto tener que abandonar, ni temporalmente, la que es su sede canónica.

Estas actuaciones que se van a acometer se encuentran enmarcadas en la primera fase de la restauración integral de la Iglesia de la Anunciación. Esta primera fase se desarrolla sobre la envolvente de cubrición del templo y se encuentra recogida en el proyecto redactado en 2021 por la arquitecta María Dolores Robador. En el mismo se realiza la identificación, estudio y análisis de las patologías existentes en las cubiertas generadas principalmente por la entrada de agua, el diagnóstico sobre el estado de las pinturas interiores, así como la propuesta de intervención para la recuperación y puesta en valor de estos elementos.

La obra se centra en la restauración de las cubiertas al considerarse lo más prioritario para eliminar las humedades existentes en el edificio, causadas principalmente por la pérdida de masa en las cornisas del edificio que dificultan la evacuación de agua y el mal estado de las vidrieras y otros elementos de la linterna que permiten la entrada de la misma al interior.  Esto afecta directamente al estado de los materiales constructivos y las pinturas murales de la Iglesia, produciendo un deterioro del elemento patrimonial. Las intervenciones planteadas tienen como objetivo la reparación de las patologías y la recuperación de los valores patrimoniales del BIC.

Desarrollo de la obra

La obra, iniciada en julio de 2022, cuenta 15 meses de plazo de ejecución. El programa de trabajo se encuentra organizado en torno a cuatro grandes fases que van de los elementos situados a mayor cota a los ubicados a menor altura. Así pues, los trabajos comenzarán con la restauración de la linterna, la cúpula y su entorno; la restauración de los torreones, escaleras interiores y la anastilosis de la balaustrada situada en la cota de arranque de la cúpula; la intervención en la cubierta de la nave principal incluyendo pretiles y cornisas y, por último, la intervención de conservación preventiva en pinturas murales interiores.

Destacan también los trabajos que se realizarán en las distintas fases de recuperación de elementos cerámicos decorativos por la variedad de piezas existentes en la Iglesia y lo identitario de las mismas como los elementos cerámicos insertados en la fábrica de la linterna y de los pretiles, la cubrición de la cúpula dispuesta en damero o los pináculos situados en los remates de los torreones. Además, se llevará a cabo durante toda la ejecución una labor de puesta en valor del elemento patrimonial mediante la documentación de todas las tareas realizadas y labores de difusión a través del acercamiento al mismo de personas con algún tipo de discapacidad, cartelería didáctica, iluminación, etc.

La primera fase de la intervención consistirá en la consolidación estructural del edificio, que sufre serios problemas de humedades que han afectado a la seguridad del inmueble y también a las pinturas murales.

El presupuesto de la primera fase de la restauración integral tiene un importe total de ejecución de 1,2 millones de euros, financiados al 46,08 % (557.432,09 €) por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, aportando el 53,92 % (652.272,97 €) restante la Universidad de Sevilla.

Dirección facultativa y contrata

Tanto la dirección facultativa como la empresa constructora de la obra han sido designadas mediante concurso, resultando adjudicatarias como constructora la empresa CYRESPA, y en la dirección Facultativa la empresa TRAX SL con los arquitectos Antonio Campos y Adán Ramos y el arquitecto técnico Jesús Ruíz Portillo. En la propuesta ganadora de la dirección facultativa se ha valorado especialmente la metodología de dirección desarrollada por TRAX con un intenso seguimiento de la obra y un detallado registro de las intervenciones que se realicen que dará como resultado una base de datos con documentación gráfica, fotográfica y descriptiva de los procesos realizados.

Reseña histórica del edificio

La Iglesia de la Anunciación, del arquitecto Hernán Ruíz II, data del año 1579 y es, actualmente, el único elemento que se conserva de la antigua Casa Profesa, edificio que en 1771 fue designado sede de la Universidad de Sevilla. La Iglesia de la Anunciación continua desde entonces como edificio adscrito a la Universidad de Sevilla donde se celebran actos relevantes de carácter académico, como el de Apertura de Curso Académico, conciertos y actividades culturales organizados por el Centro de Iniciativas Culturales de la US. En 1931 la Iglesia fue declarada Monumento Histórico-artístico y en el año 1985, Bien de Interés Cultural (BIC).

Descripción del edificio

La iglesia, de estilo renacentista, cuenta con una superficie de 1.107 m2 y una altura de 35 m. Está formada por una planta de cruz latina de la que destaca su amplia nave central de dos tramos. Una cúpula casetonada cubre el crucero rematado con una linterna del siglo XVIII que fue reconstruida tras el terremoto de Lisboa de 1755. Entre los años 1971 y 1973 se realizó la última gran restauración integral del edificio de la mano del arquitecto Rafael Manzano.

Foto: Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.