Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • lunes, 20 de mayo de 2024
  • faltan 328 días para el Domingo de Ramos

Hallada la escritura de la venta del Stmo. Cristo del Calvario a la Hermandad de los Mulatos por los herederos de Gaspar Pérez de Torquemada, en 1636


Arte Sacro. Ha sido hallada la semana pasada en el Archivo Histórico Provincial, después de un largo proceso de investigación, la escritura notarial por la que los herederos de Gaspar Pérez de Torquemada -quien había encargado a Francisco de Ocampo la hechura de la imagen del crucificado en 1611- vendieron la talla en el año 1636 a la cofradía de la Presentación de Ntra. Sra., de los mulatos de Sevilla. La venta fue concertada en 1.300 reales de vellón, para cuyo pago tuvo incluso que endeudarse la cofradía, que poseyó la imagen desde entonces y hasta la desaparición de la corporación a fines del siglo XVIII.

Con este documento se cierra un vacío historiográfico acerca de los avatares de la imagen y de su presunta posesión por la hermandad de la Presentación, pues desde 1627, fecha del inventario post-mortem de los bienes de Gaspar Pérez de Torquemada, no existía ninguna referencia de la talla hasta los primeros años del siglo XIX, en que se constata la presencia en San Ildefonso del crucificado que según la tradición y algunos testimonios indirectos había sido de la antigua hermandad de los mulatos.

Se demuestra ahora no sólo que el actual Cristo del Calvario fue la imagen titular de la hermandad de la Presentación de Nuestra Señora desde 1636, sino que la imagen pasó a ella directamente desde el oratorio privado para el que se encargó, sin más avatares. Es muy curioso el hecho de la cláusula introducida en el contrato por la que la cofradía se obligaba a abrir la capilla a los hijos de Pérez de Torquemada cada vez que quisieran rezar ante la imagen, debido a la gran devoción que tenían por ella.

Sería la misma devoción que concitaría a sus pies a los mulatos de la ciudad durante 150 años, y que movería en 1885 a los fieles de San Ildefonso a recuperar aquella antigua hermandad para continuar hasta hoy con su culto público.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.