Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Pascua
  • domingo, 19 de mayo de 2024
  • faltan 329 días para el Domingo de Ramos

El papel del Fiscal de Diario de Sevilla en la designación de Antonio Burgos como pregonero. La opinión de J.J. León.


La Campana. José Joaquín León

El segundo pregón de Antonio Burgos

Por fin se ha cumplido el sueño de muchos capillitas: Antonio Burgos será el pregonero de la próxima Semana Santa. Este era un nombramiento de libro. No hay nadie en Sevilla, ni lo habrá en mucho tiempo, con más méritos que él para estar el Domingo de Pasión en el Teatro de la Maestranza. Ahora es muy fácil decir que debían haberlo nombrado hace 20 años, pero también hay que explicar los motivos que lo hicieron imposible, en honor a la realidad, y para que la gente no se piense que todos los presidentes del Consejo de Cofradías han sido tontos.

Hubo uno, Luis Rodríguez-Caso , que hizo todo lo posible y parte de lo imposible para que Antonio Burgos fuera pregonero y llegó a intentarlo con él directamente. Ocurrió a finales de los ochenta y no fue posible por diversos motivos. Quizá faltó suficiente arsenal de argumentos para convencer a Burgos, o quizá las cosas pasan cuando deben pasar y ha pasado ahora. Lo cierto es que la posibilidad de que fuera pregonero se frustró a finales de los ochenta, y ese maleficio se perpetuó durante muchos años, entre otras cuestiones porque Antonio Burgos se fue de ABC por decisión propia, dando un portazo cuando lo creyó conveniente. A ningún Consejo se le ocurrió proponerlo siquiera como candidato en la década de los 90, cuando escribía en Diario 16 y El Mundo , porque consideraban que aquello se interpretaría en Sevilla como un ataque directo contra el periódico que le encumbró. Así que Burgos, injustamente, pasó unos años de marginación pregoneril (y algo más que pregoneril) por el miedo a una venganza que seguro que no se hubiera producido porque en ABC ya no hay esos rencores, pero que algunos del Consejo se temían. No es cierto que le marginaran sólo por ser escritor y periodista, pues en este tiempo han sido pregoneros algunos periodistas como José María Javierre , Carlos Colón y Carlos Herrera , y poetas como Joaquín Caro Romero y Antonio Murciano.

Cuando volvió Antonio Burgos a publicar el recuadro en su sitio natural, ya cambió el panorama. Aún así, no le hubieran nombrado pregonero este año, como no lo fue el anterior, si El Fiscal no hubiera publicado el resultado de la votación en Diario de Sevilla , originando una gran polémica ciudadana, que ha dado paso a la implicación personal de Manolo Román para restaurar lo que se entendió como una ofensa, al menos como una ofensa a la inteligencia. Y así Antonio no tenía más remedio que darle este “sí quiero” a Sevilla.

En este tiempo extraño en que el pregonero más evidente no fue nombrado, Burgos escribió algo más que un pregón, una teoría magistral de la Semana Santa de Sevilla, que está recopilada en los artículos cofradieros de Memorias de la vieja dama. El pregón no tiene que hacerlo, ya está hecho. Y a él no le hacía falta para promocionarse a nada. Ahora lo que le han encargado es una segunda versión, que será igual de buena o mejor aún, y que lo diga en el Teatro de la Maestranza. Será , pues, un pregonero… con dos pregones.

Nota: Publicado en Diario de Sevilla el viernes, 26 de octubre.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.