Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • martes, 21 de mayo de 2024
  • faltan 327 días para el Domingo de Ramos

La Semana Santa en los últimos Tiempos (II). Paco Robles


 La memoria historia está dentro de la Semana Santa. Rara es la cofradía que se libró por activa o por pasiva de todo lo que pasó en aquella época. En el siglo XX nos encontramos primero con la gran reinvención de la Semana Santa, el modernismo, la estética neobarroca, los bordadores, los músicos, los artistas, los poetas que verbalizan y que reinventan la Semana Santa. Después llega la inonoclastia durante la República y la Guerra Civil. 

La inonoclastia, no quiero escandalizarles, demuestra (eso lo estudia muy bien David Freedberg en su magnifico libro “El poder de las imágenes”), que los iconoclastas le dan más poder a las imágenes que los devotos. Vamos a ver, ¿un devoto del Señor del Gran Poder le da menos poder a la Imagen que uno que quiera quemarlo? Yo respondo Sí. Porque el creyente sabe que detrás de la imagen está el Cristo, pero que la imagen, por mucho que quiera a la imagen, es un icono. Sin embargo el iconoclasta piensa que eliminando la imagen, elimina a Dios.

Durante la República y la Guerra Civil (y está por estudiar los aspectos sicológicos, sociales y políticos), no nos engañemos, se produjeron unos hechos en Sevilla (la quema de imágenes) que tiene mucha tela que cortar y que todavía no se ha cortado y va siendo hora que la ciudad, pero no para abrir heridas ni fosas, estudie verdaderamente lo que pasó en aquella época para que no vuelva a ocurrir.

De ahí pasamos a la Semana Santa del Nacional Catolicismo, una Semana Santa militar, rígida, encorsetada y con un encanto especial (la otra cara siempre de la moneda) que se ha perdido en nuestra época.

En la crisis de los años 60 y 70, los más viejos del lugar recordarán que se decía “esto se va a terminar, cuando se muera Franco no va a ver cofradías”. Y cuando se murió Franco lo que ocurrió es que llegó la Democracia y no es que no hubiera cofradías, sino que no se podía salir a la calle de las bullas que había, todo lo contrario. Se terminaron los costaleros profesionales; entraron los hermanos costaleros.

La Semana Santa siempre ha sido un espejo, repito, de lo que ha ido pasando en la ciudad. Ayer en la televisión entrevistaba a Alfonso Guajardo-Fajardo, teniente hermano mayor de la Real Maestranza de Caballería. Si a Salvador Dorado “El Penitente” le hubieran dicho que un maestrante iba a salir de costalero, diría que estaba loco el que se lo estaba diciendo. Sin embargo un maestrante sale hoy de costalero.

La Semana Santa actual se libró de las adherencias del franquismo, de toda esa carga que tanto le pesó y que ahora le viene muy bien. A la Semana Santa le viene muy bien librarse de las adherencias políticas de todo signo.

Qué ocurre hoy, que se da un espécimen, entre los políticos, que yo llamo laico de temporada. En octubre y noviembre son bastante laicos, cuando llega febrero y suenan las cornetas y tambores se agarran a la vara y no la sueltan ni a tiros.

Continuará...

Ponente: Paco Robles
Transcriptor: Francisco Santiago
Lugar: Capilla de la Carretería
Motivo: Convivencia Hermandades Viernes Santo

Noticia Relacionada: 20/01/2008- La Semana Santa en los últimos Tiempos (I). Paco Robles










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.