Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • sábado, 15 de junio de 2024
  • faltan 302 días para el Domingo de Ramos

Opinión. El antes y el después del actual Consejo de Cofradías. Francisco Santiago y José Luis Martínez.


Desde la designación del último pregonero de la Semana Santa, hasta la designación del último cartelista para la misma Fiesta Mayor, el panorama ha cambiado mucho, pero que muy mucho.

El "No sin remuneración" que ha dado Ricardo Suárez al cartel de la Semana Santa 2009 no ha sido más que otro dardo de este joven y a la vez ilustre pintor, pues aunque en Diario de Sevilla dejó claro sus pensamientos sobre el cómo y cuánto para ser cartelista, y pone como antecedentes obras gratuitas que fueron muy criticadas, él mismo dejó claro en el 2005 que el cartel realizado por Juan Francisco Cárceles Pascual, era "más que parecido" a otra obra sobre el Cristo de los Estudiantes realizada por el artista de la Puerta Real.

Esto ya no es lo que era (no nos atrevemos a decir "gracias a Dios"), y tampoco está resultando como se preveía. El pregón de Antonio Burgos fue pletórico y, como todos intuíamos, de magnífica ejecución. Pero en la reja que adorna el balcón de los pregoneros, las macetas de los “actos previos”se han secado, aparecen mustias y faltas de riego.

La última etapa del Consejo, cuya junta que presidía Manuel Román, fue (requete) criticada por las filtraciones y formas de acometer los asuntos, pero si tenemos que analizar (con precaución) el primer designio importante del actual Consejo de Cofradías, ya han comenzado las filtraciones y errores, según indicó en Diario de Sevilla, Carlos Navarro Antolín.

Si a la falta de información que está proporcionando la actual Junta Superior, pues no nos llegan los correos electrónicos que envían a los diferentes medios de comunicación  (al día de hoy no hemos obtenido explicación a pesar de solicitarla), sumamos que los sms vuelan de nuevo desde San Gregorio, no podemos más que mostrar nuestra preocupación.

Que los principios son siempre duros y algo caóticos, no hay la menor duda, pero que igualmente hay que enmendar la forma oficial de comunicación, dejando a un lado lo "oficioso", también debe de ser un tema prioritario en la calle San Gregorio.
O, ¿acaso no es tan importante que se aprueben los cambios en el Estatuto de las Hermandades y Cofradías como para que no se haga un comunicado oficial al respecto? Si anteriormente circulaba casi a diario el “¿algo nuevo por ahí?”, ¿ahora no hay nada que ofrecer o comentar al respecto?










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.