Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • domingo, 16 de junio de 2024
  • faltan 301 días para el Domingo de Ramos

Parábola. El Prendimiento según Sevilla (y el siglo XXI). Francisco Santiago.


 Habían pasado 33 meses desde que la Junta de Gobierno se había formado. El hermano mayor se había rodeado de un equipo de gente de confianza que trabajaban en pro del proyecto de futuro compuesto para su joven corporación, no sólo ya por la media de edad de sus hermanos, sino porque aún no había pasado medio siglo desde su fundación.

Jesús De la Cruz, era el nombre del hermano mayor y era vecino del barrio obrero de Nazaret. Su llegada al cargo venía directamente del apoyo de los hermanos, pues desde niño había sido colaborador de la parroquia, ayudante de priostía y prolífico recaudador de fondos para la bolsa social de la Corporación.

JESÚS tenía en su junta a un joven abogado que había compartido con él ratos de convivencia en el ambigú de la Hermandad, aunque no en las zonas de trabajo. Ambos provenían del grupo joven y los años les había dado una amistad que compartían fuera del ámbito parroquial.

JUDAS, iniciales de nuestro Abogado (Juan Urquijo-De Andrés y Salas), quería llegar a lo más alto del poder mediático que suponía ser el máximo representante laico de una Hermandad, lo que podría suponer una publicidad gratis para su bufete.

JUDAS tenía un defecto, era demasiado ambicioso y, además, la impaciencia le consumía al ver que los logros del actual mandatorio corporativo lo hacían cada vez más popular con los parroquianos e incluso con el párroco.

Esto no podía quedar así, sus sueños de grandeza no podían compartir “cartel” con JESÚS, pues este sabía perfectamente que la trama de sus aspiraciones no eran en pro de la Corporación, sino en pro del trabajo particular como abogado.

No hubo que pensar mucho para que JUDAS comenzara a tramar un plan para llegar a lo más alto de la cúpula de su Hermandad. Comenzó a repasar uno a uno los libros de cabildos de oficiales, los comentarios de los amigos y familiares y a rodearse de otros que, como él, no querían a JESÚS por su condición popular y obrera.

No tardaron en encontrar un motivo: en uno de los años en el que JESÚS ejerció de Mayordomo, desvió veinticuatro mil euros de la Hermandad a la cuenta de varios vecinos, aunque de este hecho jamás se dejó constancia en un cabildo general.

Sin dudarlo, JUDAS filtró dicho apunte a la prensa cofradiera que, como era agosto y había poco material con el cual trabajar para rellenar sus páginas, no dudaron en publicar, al unísono que JUDAS y su séquito se escudaban en los foros y con nombres falsos para que se corriera la voz y manchar el nombre de Jesús.

Bastó una semana para que el nombre de Jesús de la Cruz estuviera presente en todos los diarios y radios locales, así como en las webs, foros y blogs de internet, donde en algunos casos ya se hablaba de “robo del dinero depositado en el cepillo parroquial durante años”.

JESÚS dimitió como hermano mayor y se apartó de la vida de la Hermandad, sobre todo porque él no quería manchar el nombre de la parroquia ni el de sus queridos Titulares, desconociéndose hasta el momento el paradero de él y su familia, que tuvieron que marchar del pueblo ante la fama de ratero y los insultos que recibían él y su familia constantemente.

Dos años después, JUDAS se hizo un hueco en la radio televisión local, teniendo su propio programa de cofradías, además de ser el nuevo hermano mayor desde el cese de JESÚS. Lo había logrado, ya era la primera voz de su Hermandad y su bufete recibía numerosas peticiones para llevar casos importantes en los juzgados.

Por otra parte JESÚS se había trasladado a un pequeño poblado de otra provincia, donde había comenzado una nueva vida como carpintero, que era su profesión. En su taller, tenía guardada las cartas de los vecinos que habían recibido el dinero en la cual cada uno de ellos agradecía el gesto de Jesús hacia sus familias: “Lázaro le comentaba como su hijo con una enfermedad degenerativa, había podido trasplantar la médula a su pequeño, habiendo salido todo con satisfacción. Otra vecina, Magdalena, le agradecía la cantidad prestada para sacar adelante a su hija y su nueva vivienda, después de abandonar el hogar conyugal ante los abusos y maltratos que recibían por su marido”.

Tampoco se dio a conocer que JESÚS había pedido un crédito personal de “veinticinco mil euros” tiempo atrás, de los cuales veinticuatro mil devolvió a la cuenta Corporativa y los otros mil entrego en un sobre al fondo parroquial, con lo que se pudieron solucionar algunos desperfectos en el Templo.

Posdata: Esta historia ficticia está basada en el año 2033, habiendo nacido Jesús en el año 2000, con lo cual faltan veinticinco años para su desenlace. ¿cuántos Jesús y cuantos Judas cohabitan y lo harán en el futuro? ¿Qué papel ejercemos en la Asunción y Caída de presuntos inocentes? Estas son dudas que posiblemente no encuentren jamás respuesta en el evangelio que se escribe en el día a día de nuestras cofradías… ¿O sí las encontraremos?

Nota. Artículo escrito por Francisco Santiago en agosto de 2008 para el Boletín nº 2 de la Asociación Parroquial del Prendimiento (Parroquia del Ave María) de Dos Hermanas. 
 
Foto: Francisco Santiago.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.