Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Corpus Christi
  • jueves, 30 de mayo de 2024
  • faltan 318 días para el Domingo de Ramos

Cuerpo de ciriales. Dulce Nombre. El paso que pudo ser y no fue. José Gómez Palas. El Correo de Andalucía.


A un tris. Un solo voto ha impedido que el Cristo del Mayor Dolor procesionara este mismo año a la Catedral sobre un paso cedido por la hermandad de San Cristóbal de Burguillos. En una votación secreta, a la que faltó algún que otro miembro de junta, el cabildo de oficiales del Dulce Nombre, reunido con carácter urgente, abortó el martes, no son cierta tensión, la intentona a la desesperada del hermano mayor, Manuel Paz, por ejecutar “un mandato de las Reglas” y, de paso, materializar su “deseo” de que el Crucificado fuera a la Catedral. Con que sólo un oficial más de la junta hubiera apoyado la propuesta de Paz habría sido suficiente, ya que, en caso de empate, el voto de calidad del hermano mayor habría decidido. Está visto que la junta de integración ensayada por Paz en este mandato –incorporando a su mesa a miembros de la otra candidatura que concurría a las elecciones– no le ha dado buenos resultados.

El Consejo lo ignoraba. Al delegado del Martes Santo, Francisco Javier Gómez, le pilló por sorpresa la jugada de Manuel Paz para incorporar in extremis un tercer paso al cortejo del Dulce Nombre. El autor del plan Gómez se enteró por la prensa de las intenciones del hermano mayor y le llamó el martes por la mañana para pedirle explicaciones. La filtración de la convocatoria terminó por crispar el ambiente del cabildo.

Todo atado y bien atado. Si la propuesta de procesionar al Cristo del Mayor Dolor hubiera salido adelante, la hermandad habría afrontado a contrarreloj, en menos de 50 días, la confección de un cajillo y una nueva cruz procesional, puesto que la que tiene el Crucificado se amputó para exponer a la imagen en la capilla. Un hermano se había ofrecido a donar los cuatro ciriales y la pértiga, incluso se habían establecido contactos con una banda (aunque una capilla musical abarataba los costes). A pesar de llevarse una decepción, el hermano mayor no arroja la toalla y ve factible procesionar el año que viene al Cristo sobre unas andas propias, aunque para ello tenga que procesionar “al principio, en un paso en bruto”. De manera inminente se nombrará una comisión para elegir el diseño de un paso dorado que mejor se adapte a las características del Crucificado. Paz quiere llevar al Mayor Dolor a la Catedral, pero antes tendrá que pasar en septiembre la reválida de las urnas.

Los cables del tranvía. Son ya varias las hermandades que han transmitido a sus correspondientes delegados de día su preocupación por la altura de las catenarias de la Avenida. Algunas han pedido que “suban un poquito” su altura y otras, como La Carretería, hasta medio metro. Fiestas Mayores ha ordenado a Tussam una medición para certificar que la altura de los cables en todos los puntos de la Avenida sea de 6,05 metros. El asunto promete seguir dando que hablar.

A paso de mudá. Uno: Algunos jóvenes de San Isidoro salieron del cabildo de las nazarenas gritando “qué vergüenza”. Ellos se retratan solos. Dos: Las obras del Metro en el Paseo del Cristina y la instalación de un andamio en la calle Troya mantienen en el aire el recorrido de vuelta de La O. La cofradía de la calle Castilla quiere retrasar oficialmente su horario de entrada en 35 minutos (hasta las 2.45 horas) para oficializar lo que cada año viene siendo un hecho. Y tres: ¿Será verdad que mañana podría darse a conocer en la función principal de Los Panaderos la fecha de la coronación de la Virgen de Regla?

Nota: Publicado el pasado 21 de febrero.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.