Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Corpus Christi
  • jueves, 30 de mayo de 2024
  • faltan 318 días para el Domingo de Ramos

Opinión. Hoy es primer lunes de Cuaresma. El Diputado de Cruces


Hoy, yo me acercaré a la Catedral sobre las ocho y media. Espero que esté abierta. Si no es así, pasearé, despacio, rodeándola. Y si puedo, entraré en ella hasta donde me dejen las dichosas vallas. Y, perdido en el silencio de las amplias naves, añoraré el ruido del movimiento de tanta gente en otros días como este.

Hoy no llegará ninguna cruz de guía precediendo un silente cortejo de luces. Hoy no esperarán  otras cruces de guía apoyadas en verjas o columnas escoltadas por una pareja de faroles. Ni habrá nadie preparado en el altar mayor para dirigir los rezos. Hoy, la Catedral estará vacía y no atronará ningún llamador para estremecer las columnas de la vieja seo. Hoy, ninguna imagen recorrerá sus naves. Hoy, en definitiva, llueva o no, los cofrades sevillanos no rezaremos nuestro Vía Crucis.

Hoy, por qué no decirlo, Monseñor no tendrá que preocuparse de su agenda para estar en el culto o enviar al obispo auxiliar (con todo respeto, demasiadas ausencias en tan pocos años). Hoy, el actual presidente no elegido del Consejo no sufrirá porque en un comercio abierto suene el macarena de Los del Río al paso de una imagen que marcha rodeada y acompañada por una muchedumbre silenciosa. Hoy, también, aquellos a los que estos actos de fe (sí, de fe) organizados sólo por los cofrades  (con todos sus defectos y virtudes), que no han surgido bajo su tutela y que no pueden controlar, les causan urticaria, no tendrán que mirar hacia otro lado para evitar reconocer lo que es evidente.

Y hoy, me acordaré, como cada primer lunes de Cuaresma, de aquel amigo del que, cogido de la mano, aprendí lo que es la Semana Santa y que ya no está con nosotros. Él, que en aquel ya lejano 1976, portó sobre sus hombros al Cristo de las Misericordias en el primer Vía Crucis, como hermano mayor que era en ese momento, apoyando entusiastamente la idea genial que tuvo ese otro gran cofrade, presidente de los de verdad, de organizar un acto público penitencial de culto de las hermandades y por las hermandades. Junto a él, tantos y tantos que han convertido el Vía Crucis de las hermandades en una cita anual de fe (sí, de fe) y de oración.

Lo he escrito en alguna ocasión. A este diputado, el celebrar un Vía Crucis diocesano, con la participación de todos los estamentos e instituciones de la Archidiócesis, por el Año de la Fe, le ha parecido siempre una idea maravillosa. Con lo que he discrepado profundamente ha sido con el formato (incluyendo alguna elecciones demasiado forzadas de imágenes en ciertas estaciones) que se le ha querido dar, utilizando el tirón de las hermandades sevillanas y sus pasos para conseguir un acto multitudinario, lo que implicaba que los creyentes (los que tienen fe) no pudieran seguir el Vía Crucis. Y me han resultado tremendamente sorprendentes, por no decir escandalosas, las justificaciones que hemos leído y escuchado por parte de unos y de otros.  Ahora, lo que de ningún modo he podido comprender es que este Vía Crucis resultara incompatible con el de las hermandades y que desde el Consejo se haya aceptado esa presunta incompatibilidad con tanta sumisión.

Me dirán que defiendo una tradición de las de ayer por la mañana (sólo 36 años). Vale. Pero para los que ya peinamos más canas de las que quisiéramos y hemos participado en el Vía Crucis de las hermandades desde sus orígenes, este culto, con todos sus defectos (que los tiene y que hay que corregir), supone un hito importante cada año en nuestra vida cofrade y, por ello, aunque alguno no lo quiera entender, en nuestra vida eclesial y espiritual. Y hoy no se va a celebrar. 

Espero y deseo que es este poco más de un año que falta pase pronto y que, de nuevo, sea ya primer lunes de Cuaresma.

diputadocruces@yahoo.es

Artesacro no se hace responsable de la opinión de sus colaboradores; en cualquier caso, pueden dirigirse a ellos directamente usando la dirección de correo electrónico que aparece en la página.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.