Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el Mes del Carmelo
  • jueves, 25 de julio de 2024
  • faltan 262 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Robledo Coronada por su pueblo de Constantina


 Manuel Pinto Montero. El pueblo de Constantina no olvida la fecha del 15 de agosto del Año Santo Mariano de 1988 cuando el entonces Arzobispo de Sevilla, Fray Carlos Amigo Vallejo, imponía sobre las benditas sienes de la Virgen del Robledo la Corona que su pueblo de Constantina quiso regalarles como símbolo del fervor a la que es su Patrona desde tiempo inmemorial.

La pasada Festividad de la Asunción de la Santísima Virgen María se cumplían XXV años de aquel acontecimiento mariano en plena Sierra Norte sevillana. Por este motivo la Hermandad vivió de una forma especial el pasado 15 de agosto, haciendo extraordinaria la anual procesión de la Santísima Virgen del Robledo. La procesión, acompañada por todas las Hermandades de la localidad, así como numerosas mujeres de mantilla, se inició dos horas antes del horario habitual, así a las siete y media de la tarde bajo un intenso calor se abrían las puertas de la Parroquia de la Encarnación. Nuestra Señora del Robledo Coronada, acompañada musicalmente por la Banda de Música de Nuestra Señora de  Guaditoca de Guadalcanal, procesionó hasta el mismo lugar donde fue Coronada hace ahora veinticinco años, hasta el final de la Alameda, donde se encuentra un retablo cerámico que recuerda este acontecimiento.

Nuestra Señora del Robledo Coronada es obra de Antonio Castillo Lastrucci del año 1937, que vino a sustituir a la talla perdida por los acontecimientos de esos años. Una imagen de tez morena y de una gran belleza, que porta en su mano izquierda al Santísimo Niño. Procesiona sobre paso de madera tallada y dorada, que se encuentra en proceso de restauración, alumbrada por seis candelabros de guardabrisas y varias parejas de candeleros en la delantera. El paso estuvo exornado con nardos y rosas blancas.

La Santísima Virgen lució para esta ocasión saya blanca bordada a juego con la túnica del Niño, manto de terciopelo rojo bordado en oro. En su mano derecha porta cetro de oro y a sus pies la media luna. La imagen queda enmarcada en ráfaga dorada. Sobre su pecho portó la Medalla de Oro de su pueblo de Constantina concedida en 1994.

Cuenta la leyenda que en el Siglo XVI, cuando el pueblo de Constantina sufría la epidemia de peste bubónica, la Virgen apareció sobre un roble, en la zona conocida por el Robledal, a un pequeño pastor llamado Melchor. Tiempo después en honor de la Santísima Virgen se levantó su blanca Ermita.

Nuestra Señora del Robledo Coronada permanecerá en su pueblo hasta finales de septiembre, regresando a su Ermita, donde permanece hasta principios del mes de agosto. Su pueblo de Constantina no deja de visitarla en todo el año, gozando de gran devoción. Una devoción que permitió que la Virgen del Robledo fuese la primera imagen Coronada Canónicamente en la Comarca de la  Sierra Norte sevillana.

Fotos: Manuel Pinto Montero.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.