Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • domingo, 21 de octubre de 2018
  • faltan 175 días para el Domingo de Ramos

La Escolanía de María Auxiliadora actuará en la Catedral de Almería


Arte Sacro. El sonido del cornetto, sacabuches y bajón de Ministriles Hispalensis y las jóvenes voces de la Escolanía Salesiana María Auxiliadora de Sevilla llegarán el próximo fin de semana por primera vez a Almería para participar en los actos de clausura del V centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús.

Un gran grupo de niños cantores, media docena de cantantes adultos y los integrantes de Ministriles Hispalensis acompañarán la imagen de San Juan de Ávila en la procesión, cantando un repertorio todavía desconocido para muchos y recuperando nuestro patrimonio musical de los polifonistas del Siglo de Oro más reconocidos fuera de España: Francisco Guerrero (1528-1599), Cristóbal de Morales (1500-1553) y Tomás Luis de Victoria (1548-1611).

La Escolanía Salesiana María Auxiliadora es un proyecto educativo, un coro de niños y jóvenes, centrado principalmente en la difusión de la música antigua. Actualmente cuenta con sesenta y cinco escolanos, chicos y chicas entre los 6 y 21 años, de las voces de soprano, alto, tenor y bajo.

Con sede en el Colegio Santísima Trinidad de Sevilla, desde su fundación en 1999 ha colaborado con varias cofradías sevillanas y onubenses en eucaristías, vía crucis, estaciones de penitencia, rosarios de la aurora, traslados para el Corpus y coronaciones canónicas como la Sagrada Cena, la Sagrada Mortaja, las Siete Palabras, El Valle, el Sagrado Decreto, La Resurrección, La Trinidad, El Buen Fin, San Bernardo, El Baratillo, La Candelaria y el Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla y de Huelva y también participa en la grabación de la banda sonora original del Musical ¡Gracias, Don Bosco!

En 2014 saca al mercado el disco Dulcis Memoria, su primer trabajo de música sacra, dirigido por Israel Moreno y grabado con el acompañamiento instrumental de Ministriles Hispalensis (cornetto, sacabuches y bajón) y la Capilla Musical María Auxiliadora (flauta travesera, clarinete, oboe y fagot).

El grupo Ministriles Hispalensis nace con la vocación de recuperar los instrumentos, la sonoridad y el estilo interpretativo de las capillas instrumentales de los siglos XV a XVII.

Durante el Siglo de Oro, junto a los cantantes, las Catedrales y las ciudades contrataban conjuntos de instrumentos de viento constituidos principalmente por chirimías, cornetas, sacabuches y bajones, a los que se les conocía en España como Ministriles. La música polifónica vocal e instrumental se tocaba y se cantaba a la vez debido a la versatilidad de los ministriles, que les permitía doblar y adornar con delicadeza las voces de los cantantes y también competir con el ruido de las plazas.

Los ministriles formaban parte de las capillas de las más importantes Catedrales europeas durante el Renacimiento y su misión principal era el acompañamiento del coro durante los servicios litúrgicos, aunque también participaban por separado, precedían y daban brillo a las procesiones, anunciaban las fiestas, marcaban el comienzo de las ventas en los mercados y participaban en algunos otros actos cívicos como grandes banquetes y en los bailes privados de monarcas y nobles.

En cuanto a los ministriles sevillanos, la catedral hispalense contaba con tres chirimías y dos sacabuches contratados para las fiestas más importantes hasta que, en 1553, con Francisco Guerrero, se crearon las plazas fijas.

La base de su formación instrumental son los cornettos, chirimías, sacabuches y bajones. La música creada para este tipo de formaciones, de lenguaje novedoso y a menudo de gran virtuosismo, sienta las bases de la práctica instrumental que llega hasta nuestros días.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.