Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Estival
  • martes, 20 de agosto de 2019
  • faltan 229 días para el Domingo de Ramos

El Cristo de los Desamparados del Santo Ángel volvió a procesionar por su 400 aniversario


Arte Sacro. Cuatro siglos bien valen una salida extraordinaria han debido pensar los frailes Carmelitas Descalzos del Santo Ángel y de esta forma han celebrado esta efeméride de su crucificado, el Stmo. Cristo de los Desamparados, desde que fuera realizado por Juan Martínez Montañes.

Esta imagen no salía en un paso procesional desde que fuera titular de la Hermandad de la Sagrada Lanzada, cuando esta corporación tenía su sede en la iglesia de la calle Rioja, desde los años 1852 hasta 1915.

Dentro de los actos conmemorativos de los 400 años de la hechura del Cristo de los Desamparados, este de la salida extraordinaria era uno de los más señalados y esperados.

Así, la procesión reunió a bastantes hermandades de nuestra ciudad que han querido participar en esta celebración Carmelita.

Dentro del templo del Santo Ángel, antes de abrirse las puertas, el Prior de los Carmelitas, Fray Juan Dobado entonaba unas oraciones por los desamparados del mundo.

El portentoso crucificado salía a la calle con el sol y el fuerte calor que tuvimos durante todo el día, sobre el paso del Cristo de la Salud de San Bernardo y con los capataces y costaleros de esta hermandad, los Villanueva.

La Sociedad Filarmónica de la Oliva de Salteras acompañó musicalmente en esta procesión de rogativas, con tambores destemplados y un repertorio íntegramente compuesto por marchas de corte fúnebre.

Mucho público por la mayor parte del recorrido que no quiso perderse este momento histórico que no se sabe si se volverá a repetir.

Al llegar a la Plaza del Salvador se vivió un instante curioso, cuando el Stmo. Cristo fue parado junto a la estatua de su escultor, Martínez Montañes, cosa que fue recogida por las cámaras de fotos de una gran cantidad de fotógrafos que allí se encontraban apostados.

Unos minutos antes de las 23,30 horas el Cristo de los Desamparados entró nuevamente en el Santo Ángel a los sones de la marcha “Sagrada Lanzada”, terminando así una procesión inolvidable.

Fotos: Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.