Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Glorias
  • martes, 17 de septiembre de 2019
  • faltan 201 días para el Domingo de Ramos

Carta de presentación de Miguel Ángel Martinez como candidato a Hermano Mayor de Monte-Sión


Arte Sacro. Acompañamos la carta de Miguel Ángel Martínez, donde anuncia su candidatura para Hermano Mayor de la hermandad de Monte-Sión en las próximas elecciones del 15 de diciembre.

"Una de las situaciones que más me han marcado en mi vida fue cuando aquel 5 de junio de 1971, mi padre acompañado de mi Madre, ante la Señora de Sevilla y Reina Macarena, me dio a elegir entre ser hermano de la Macarena o de esta Linda Señorita Reina de la calle Feria ataviada con todos sus lujos para recibirla, pues venia de imponerle el señor Alcalde de la época, la Medalla de la Ciudad de Sevilla. Yo aquel día impresionado por tal bello acto, pues la Virgen bajo Palio entro en Nuestra Capilla de Monte-Sión a los sones del Himno Nacional, no dude ni un instante, y elegí a Nuestra Señora del Rosario en sus Misterios Dolorosos hoy felizmente Coronada.

Tampoco he dudado un instante, cuando di el paso de presentar mi Candidatura a Hermano Mayor de Monte-Sión, en el pasado mes de octubre de 2017, y ¿Por qué lo he hecho?.

Creo que en la vida hay que tomar decisiones, muchas de ellas valientes, como esta, pues ser Hermano Mayor de Monte-Sion no es tarea fácil, todo lo contrario, y si no preguntárselo a los hermanos mayores de Nuestra Hermandad que siguen activos como Manuel Soto, Rafael Buzón, Antonio Marín, Evaristo Pineda… todos han experimentado en sus propias carnes cuán difícil tarea es regir los designios de Nuestra Hermandad.

Creo también, firmemente, que tenemos que olvidar los tiempos pasados, tenemos que ir limpiando y sanando todas las heridas que estén abiertas, transmitidas de padres a hijos. Tenemos que darle cabida a toda persona que sea Hermano de Monte-Sion, fueran cuales fueran sus preferencias, no podemos excluir a nadie, hay que contar con todos y cuando digo con todos es CON TODOS.

Estas elecciones pueden ser el momento para hacer realidad que en Monte-Sión todo el mundo es necesario, tanto el que nos alegra los oídos como el que está continuamente incordiando, todos, absolutamente todos tienen derecho a participar de la vida y del futuro de la Hermandad.

Os confieso que, en estos últimos diez años, en los cuales he pertenecido como Secretario dos años, como Prioste cuatro años y como Mayordomo otros tres años, he aprendido mucho, y sobre todo de mis múltiples errores, si he dicho ERRORES, y reflexionando en este ú ltimo año me he dado cuenta de qué es lo que necesitan nuestros hermanos de Monte-Sion. No necesitan disputas, peleas, enfrentamientos, si necesitan mucho dialogo, palabra al que todo el mundo ahora parece tenerle mucho cariño, pero es verdad, el dialogo es la mejor herramienta para unir, para consensuar, para en definitiva sumar.

Aquel que se crea que es imprescindible se lleva a engaño, nadie es imprescindible, pero eso sí, todo el mundo es necesario, sus ideas, sus sentimientos, sus experiencias, todas en pro de conseguir que nuestra Hermandad vaya a mejor, vaya sumando, nunca restando.

Y somos capaces, claro que, si lo somos, por supuesto. En la pasada Cuaresma, cuando Nuestro Señor de la Sagrada Oración en el Huerto presidió el Solemne Viacrucis de las Hermandades de Sevilla, sus hermanos acudieron en masa, niños , jóvenes, mujeres, hombres, todos con una sola intención que todo saliera lo mejor posible, que nuestra imagen en la calle, como Hermandad fuera impecable, todos contribuimos a esta tarea y lo conseguimos con nota, con mucha nota y así nos lo reconoció la Sevilla Cofrade. Pero ¿si hemos sido capaces de lograr eventos muy importantes para nuestra Hermandad, sin necesidad de abocar a la unión y al consenso?, ¿por qué ahora no vamos a ser capaces de lograrlo definitivamente en nuestra vida cotidiana de hermandad?

Estoy completamente convencido de que somos capaces, que, de una vez, vayamos todos y digo todos, en el mismo sentido, no nadar contra corriente, mirar siempre de frente y al futuro, y mirarnos cara a cara sin cobardías y sin mentiras, intentando luchar codo con codo para la mejor convivencia de nuestra Hermandad.

Hermanos, estas son mis intenciones, si llego a ser elegido como Hermano Mayor, no es decir que voy a intentar unir a la Hermandad, no, es que la vamos a unir todos juntos sin excusas, contando con todos los hermanos, basta ya de hacer lo que le parezca a alguien, tenemos que consensuar que hacer, y claro alguien tendrá que decidir, para eso está una Junta de GOBIERNO, pero decidir desde la transparencia real, dejemos ya los ocultismos piadosos que solo contentan a los que lo realizan.

Tenemos que tener una REGLAS renovadas, con el consenso de todos los hermanos, realizando cuantas comisiones sean necesarias, pero dotando a la hermandad, sin fisuras y sin egos, de unas Reglas acordes a nuestro tiempo, sin excluir absolutamente a nadie.

Tenemos que terminar una Casa Hermandad, y consensuar cómo lo hacemos, pidiendo ideas, debatiéndolas , discutiendolas y llegando a una idea final de acuerdo a la mayoría de nuestros Hermanos, esta Casa es de todos, no de una Junta de Gobierno, todos tenemos opinión y debe contarse con todos.

Hay que realizar los estudios técnicos necesarios a todos nuestros Titulares, realizando las copias digitales que fueren necesarias, hay que crear una comisión de Hermanos y técnicos para realizar la posible restauración de Nuestro Señor de la Oración. Hay que ser transparente comunicando en todo momento, periódicamente los resultados de esas reuniones y haciendo participar al máximo de hermanos posibles para que todos tengamos decisión o participemos de esta. Me comprometo a que los Hermanos de Monte-Sión no tengan que esperar a los Cabildos Generales, para mal conocer apresuradamente y decidir temas tan importantes en pocas horas de discusión.

En definitiva, hay que aprender de los errores ocasionados y modificar nuestra actitud ante todos los hermanos. Pido a Nuestro Señor de la Sagrada Oración en el Huerto, al Santísimo Cristo de la Salud y a María Santísima del Rosario en sus Misterios Dolorosos Coronada nos otorguen su gracia para compartir, desde la humildad, la vivencia de la fraternidad pues de esa manera seremos “indulgentes con los fallos de nuestros hermanos, aceptaremos con buen ánimo la corrección fraterna y corregiremos a los demás con mansedumbre, conscientes de que también nosotros podemos caer en las mismas miserias y que si no caemos es porque la misericordia de Dios nos tiene de la mano” (carta pastoral Elogio de la humildad de Don Juan José Asenjo Pelegrina).

Son muchos los proyectos que podría enumerar que tengo mi mente, pero lo que os acabo de describir son los fundamentales cimientos de mi futuro mandato.

En estos días que restan hasta el próximo 15 de diciembre de 2017, os iré dando apuntes de otros proyectos que pueden ser ilusionantes para algunos colectivos de hermanos como puede ser los costaleros, grupo joven y demá s.

Hermanos, os pido el voto para el próximo 15 de diciembre, pues tengo la segura convicción de que estoy humildemente preparado para llevar a cabo una hermandad de Monte-Sión, mucho más unida, con la voluntad de todos por arreglar todos los temas.

Estoy dispuesto a confeccionar una Junta de Gobierno en las que todos tengan cabida, no estoy loco, creo que esta es una idea fundamental para unir a nuestra HERMANDAD, estoy dispuesto a llevar en la Junta de Gobierno a aquellas personas de la tendencia que sea, de las otras candidaturas, hermanos que estén dispuestos a trabajar positivamente, no como un control interno, sin tapujos ni inconvenientes, discutiendo y dialogando, y aportando sus ideas para hacerlas mías, todo para sumar." 










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.