Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • miércoles, 20 de febrero de 2019
  • faltan 53 días para el Domingo de Ramos

Crónica del itinerario “Sevilla Sagrada. Eterna devoción y legado de la fe”


El viernes 12 de Octubre, Andalucía Sacra, recibió a los hermanos y hermanas de la Real Hermandad del Socorro de Nuestro Padre Jesús Nazareno, la Santa Mujer Verónica y María Santísima de la Esperanza Nazarena, de Talavera de la Reina.

Tuvimos el placer de realizar para esta querida Corporación el pasado mes de febrero en Córdoba, un itinerario de Andalucía Sacra, muy completo y lleno de matices cofrades.

Nuestra tarde cofrade y artística comenzó en la Real Iglesia de San Antonio Abad, sede canónica de la Hermandad de Jesús Nazareno (El Silencio), allí nos recibió Rafael Roblas, secretario de la Corporación, que hizo entrega al Hermano Mayor de la Hermandad de Talavera de la Reina, Javier Guayerbas, de un hermoso grabado de Jesús Nazareno y de un ejemplar del libro sobre el Dogma de la Inmaculada en la Cofradía.

Ubicada en la antigua calle de las Armas, la Real de San Antonio Abad, es el fruto de la unión de dos edificios, de ahí sus dos naves actuales. Así, de un lado estaba la capilla de Jesús Nazareno y de otra, la Iglesia de San Antonio Abad, que formaba parte de un antiguo hospital, fundado por Alfonso X en 1366 destinado a atender a los aquejados del “Fuego de San Antón o Fuego Sacro” siendo encomendado su regencia a los religiosos antonianos.

Al suprimirse la orden, el edificio fue habitado por los franciscanos dieguinos pasando a ser la sede de la Parroquia de San Miguel, tras la demolición incomprensible de dicha iglesia. Se fundó la Primitiva Hermandad de los Nazarenos de Sevilla en la iglesia parroquial de Omnium Sanctorum, en la cuaresma del año de 1340, por un grupo de piadosos vecinos del barrio de La Feria. Hizo su primera salida procesional a la ermita de San Lázaro, extramuros de la puerta de la Macarena, el 14 de Abril de ese mismo año de 1356. La Cofradía del Silencio se caracteriza por la observancia de sus reglas así como por su lección catequética en las calles.

Nuestro Padre Jesús Nazareno: Imagen totalmente anatomizada, es de madera de cedro, obra atribuida a Francisco de Ocampo y Felguera, hacia 1610.

María Santísima Virgen de la Concepción: es obra del escultor Sebastián Santos Rojas, en 1954. Sustituyendo a la anterior Titular, obra de Cristóbal Ramos.

Tras las pertinentes fotos para el recuerdo, nos trasladamos al convento del Santo Ángel de la Orden de Carmelitas Descalzos, allí nos esperaban, con la amabilidad y calidez que le caracteriza, Francisco Jaén, anterior Prior del convento y en el museo-biblioteca el padre Juan Dobado, actual Prior del convento y Doctor en arte, que nos hizo disfrutar en gran medida, como en él es habitual, de las obras de arte magnificas que atesora el museo y de las obras literarias de incalculable valor que guarda la biblioteca mariana.

El primer convento carmelita y su iglesia, se erigen a finales del  XVI por los Carmelitas Descalzos del convento de Nuestra Señora de los Remedios, situado en el antiguo Muelle de las Mulas, lugar donde hoy se ubica el Museo de Carruajes y la Fundación González Abreu.

Dadas las tremendas crecidas del rio y las catástrofes que ello conllevaba al convento, así como el excesivo ruido y dinamismo del lugar, pues era sitio central para el embarque, así como para la carga y descarga de mercancías, no era quizás la ubicación más apropiada para un cenobio. Por dicho motivo y entre otros (tal como la movilidad de los frailes para llevar a cabo su ministerio), fray Agustín de los Reyes, provincial de la orden, compró en 1.587 una casa por valor de 5.000 ducados, en el solar donde se ubicó en tiempos el Hospital de la Santa Cruz en Jerusalén, sito en la calle Ancha de la Magdalena, en nuestros días Rioja.

Los carmelitas de este convento pasaron por momentos muy difíciles. Contaron para el alivio de sus penurias con la protección del Licenciado Martín Ruiz de Vernuy, Oidor de la Real Chancillería de Granada y de su esposa Dña. Beatriz Montoya que socorrieron a los frailes, en 1600 con una dádiva de 2000 ducados de renta y la cesión de unas casas para. El siglo XIX castigó duramente a las órdenes religiosas y ésta del Carmelo Descalzo no se libró. En 1.904, es devuelta a los carmelitas.

Nos despedimos de fray Juan y fray Francisco con enorme agradecimiento por la acogida y pusimos rumbo al santuario de la Hermandad Sacramental de los Gitanos, donde hablamos de la historia del templo, las órdenes religiosas que por él pasaron y de la historia de la Cofradía.

El momento más emocionante sin duda, fue la subida al camarín de la Santísima Virgen, donde se pudo apreciar de cerca su belleza serena y el instante en que los hermanos de la Cofradía del Nazareno e Talavera de la Reina, besaron el talón del Señor de la Salud.

1753, un difícil contexto histórico para los gitanos en España que eran perseguidos y encarcelados. Un grupo de gitanos del barrio de Triana encabezados por Sebastián Miguel de Varas, deciden fundar en el Convento del Espíritu Santo, la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Salud y Nuestra Señora de las Angustias, la Hermandad de los Gitanos. En las reglas se indicaba que la Hermandad realizaría su Estación de Penitencia a la Real Parroquia de Santa Ana como las restantes hermandades del barrio de Triana.

La Hdad. se ve obligada a trasladarse debido a la negativa del prior del Convento del Espíritu Santo al parecer por haber manifestado la Hermandad de las Tres Caídas su intención de regresar al mismo, lo que finalmente no sucedió. En 1754 se traslada el agustino convento del Pópulo, en el barrio del Arenal, desde donde realiza su primera estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral el Miércoles Santo de  1759, al no haberla podido realizar el año anterior por motivo de las lluvias. En de 1837 la Hdad se instala en la parroquia de San Esteban.

El altar asignado a las Sagradas Imágenes no pareció adecuado a los hermanos que solicitaron a Palacio trasladarse a la Parroquia de San Nicolás en 1860. Cambian de sede en 1880, ubicándose en la parroquia San Román, en la que permanecerá la última década del siglo XIX y la práctica totalidad del Siglo XX. Por diversas circunstancias la Hdad se ve obliga a realizar varios traslados provisionales a Santa Catalina. En 1999, la Hdad. se traslada definitivamente a su Santuario.

Nuestro Padre Jesús de la Salud: es obra del escultor José Manuel Rodríguez Fernández-Andes en 1938.

María Santísima de las Angustias: es obra también de José Manuel Rodríguez Fernández-Andes en 1937, siendo bendecida por el Padre Pedro Ayala. 

Concluimos nuestro itinerario de Andalucía Sacra, con la procesión de Nuestra Señora del Pilar por el entorno de la calle Amparo, un instante muy emotivo, que permitió a los cofrades de Talavera de la Reina, ver a la  Señora del Pilar procesionar y presencias como se llevan los pasos portados por costaleros, cuadrilla comandada por el maestro Antonio Santiago.

La piadosa tradición cuenta, que los caballeros aragoneses que vinieron para la conquista de Sevilla fueron los fundadores de esta Hermandad. Al principio estuvo compuesta exclusivamente par naturales del reino de Aragón o sus descendientes, hasta que en 1696 dio entrada a todos los fieles sin distinción del lugar de nacimiento.

Las Reglas aprobadas por el Consejo de Castilla en 1789 estipulaban diversos actos de caridad y de culto. El Santo Padre León XIII, por rescripto de 1885, agregó la capilla de esta Hermandad a la Santa Angelical del Pilar en Zaragoza, para el goce de todas sus gracias e indulgencias.

En 1925 asistió a los cultos el infante don Carlos de Borbón. La Imagen está fechada a mediados del XVIII. Mide 1,15 incluyendo la nube de querubes que le sirve como trono.

Porta al Niño Jesús, de la misma época y estilo. Se eleva sobre columna metálica sujeta por ángeles mancebos. En la base figuran Santiago y Apóstoles que escenifica la aparición de la Virgen. Se atribuye a la escuela de Benito de Hita y Castillo.

Una tarde en clave cofrade, para conocer de cerca nuestras hermandades y el arte sacro que atesoran.

Historia cofrade y artesanía sacra, es el hilo conductor de la religiosidad popular, que interpreta Andalucía Sacra en sus itinerarios, especialmente creados para hermandades, centros de mayores, asociaciones, escuelas de arte, facultades, seminarios, facultades, grupos diversos, institutos,  centros docentes, comunidades parroquiales e instituciones  sin límite de edad.

Andalucía Sacra, pasión por el Sur.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.