Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Estival
  • lunes, 19 de agosto de 2019
  • faltan 230 días para el Domingo de Ramos

Hoy es un día grande: la Archidiócesis de Sevilla cuenta con siete nuevos sacerdotes


Arte Sacro. Se llaman José Antonio de la Maza, Gonzalo Salvador, Francisco José Gordón, Juan Guzmán, Manuel Jiménez, Jesús Ojeda y Pedro Reina. A las doce del mediodía de ayer sábado, han pasado a formar parte del clero diocesano de Sevilla, en una ceremonia que ha presidido el Arzobispo, monseñor Juan José Asenjo, en una Catedral abarrotada de fieles, que han sido testigos de uno de los acontecimientos más esperados a lo largo del año en la Iglesia en Sevilla.

“Reparar en la importancia de los cimientos”. Esta ha sido la primera recomendación que ha hecho monseñor Asenjo a los nuevos sacerdotes. En su homilía, ha reiterado que “Jesucristo es efectivamente la roca firme sobre la que debéis asentar vuestro sacerdocio”, y que “Él es la razón de vuestro existir, como lo fue para san Pablo, un fascinado, un seducido, un enamorado de la persona de Jesús”, ha añadido. Además, les ha instado a no cansarse de “tratar cada día de conocer mejor a Jesús”. En esta línea, les ha recomendado releer “una y otra vez” la trilogía Jesús de Nazaret del papa Benedicto XVI, así como “contemplar cada día a Jesús desde los evangelios, desde el testimonio de quienes convivieron con Él”.

“La promesa de obediencia os compromete de por vida”

El Arzobispo ha señalado que Jesucristo debe ser “el primer y único valor en vuestra vida si ya desde hoy le tratáis sosegadamente en la oración de cada día, conscientes de que ese tiempo, junto con la celebración de la santa misa es el momento cumbre de vuestra jornada”. Les ha pedido que vean en los evangelios “el estilo del sacerdocio que hoy vais a estrenar”: “siervo y servidor”. Monseñor Asenjo ha recordado que la promesa de obediencia les compromete de por vida. “Debéis ser conscientes de que obedeciendo al obispo estáis obedeciendo al Señor, mientras que la desobediencia al superior, es desobedecer a Dios”, ha apuntado en el curso de su homilía.

Los nuevos presbíteros saben que Jesús les enseña también a ser “apóstoles y evangelizadores”. Es lo que les ha recordado el Arzobispo, que les ha emplazado a estar cerca de sus fieles, porque “sólo desde la proximidad y la cercanía es posible anunciar el Evangelio, que no es gritar desde la lejanía a una masa impersonal, sino –ha puntualizado- hablar al oído, de persona a persona, como susurrando”. Monseñor Asenjo ha terminado su homilía con la mirada puesta en María, “camino natural para llegar a Jesús”.

“La Archidiócesis se enriquece con estos nuevos sacerdotes”

Justo antes de finalizar la ceremonia, el Arzobispo ha felicitado a los familiares y amigos de los nuevos ordenados: “la Archidiócesis se enriquece con estos nuevos sacerdotes”. También ha tenido palabras de agradecimiento para los sacerdotes “que en gran número han querido acompañarnos”; para el rector del Seminario Metropolitano, Antero Pascual, y los profesores, “que esta mañana ven cumplidos y recompensados sus esfuerzos en la formación de estos nuevos presbíteros”, y para todo el personal de la Catedral, “que ha preparado con mimo esta ceremonia”.

Dirigiéndose a los nuevos sacerdotes, monseñor Asenjo ha terminado su intervención recordando que “hemos pedido al Señor que os ayude a vivir fiel y santamente vuestro ministerio, y que os conceda un ministerio largo y fecundo, con frutos sobrenaturales y apostólicos”.

Los nuevos ordenandos conocerán sus primeros destinos pastorales el próximo lunes, y a lo largo de la próxima semana celebrarán sus primeras misas en las parroquias de origen.

Fotos y más info: www.archisevilla.org










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.