Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • domingo, 03 de julio de 2022
  • faltan 273 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Villanueva del Ariscal celebró el Cincuentenario de su Hermandad del Rocío con una peregrinación extraordinaria


Manuel Pinto Montero. El camino que separa Villanueva del Ariscal y el Monasterio de Loreto se llenó de fe y fervor rociero, al compás de la flauta y el tamboril y los cantos por sevillanas a la Virgen del Rocío, en un día que quedará para el recuerdo para los hermanos y devotos rocieros de Villanueva del Ariscal. La Hermandad del Rocío ha conmemorado durante este año su Cincuentenario Fundacional que distintos actos que se han tenido que modificar debido a la pandemia.

El pasado 25 de septiembre tuvo lugar una Misa Estacional donde se conmemoró estos primeros cincuenta años pero sin duda uno de los momentos más esperados por los devotos tuvo lugar en el amanecer del pasado domingo 3 de octubre. La Hermandad Rociera peregrinó hasta el vecino Monasterio de Nuestra Señora de Loreto llenando de sones romeros el hermoso camino.

La Hermandad peregrinó junto a su Simpecado, de tono blanco y bordado en oro, entronizado en la bella carreta de plata que estuvo exornada de flores de tonalidades rosas. En la delantera porta una imagen en plata de la Inmaculada Concepción. Se trataba de la primera carreta rociera que ha atravesado los caminos tras la vuelta del culto público.

Al amanecer llegada al Monasterio donde tuvo lugar la Solemne Eucaristía junto a la Virgen de Loreto y San Francisco de Asís. Al finalizar, el Simpecado fue entronizado en la carreta y tuvo lugar el regreso al pueblo aljarafeño. Ya en la localidad recorrió las calles más emblemáticas de Villanueva del Ariscal.

La devoción a la Virgen del Rocío hizo que Villanueva del Ariscal contara con Hermandad desde el año 1971, siendo sus reglas aprobadas el 25 de octubre de ese mismo año. Un año después peregrinaría hasta las plantas de la Virgen del Rocío ocupando el número 40 entre las Hermandades Filiales y siendo su Madrina la popular Hermandad del Rocío de Gines. Desde entonces los hermanos y devotos ariscaleños se postran a las plantas de la Virgen del Rocío, un momento que esperan volver a repetir la próxima primavera.

Fotos: Manuel Pinto Montero.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.