Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Adviento
  • lunes, 10 de diciembre de 2018
  • faltan 125 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Una mirada a la provincia: La hermandad de la Vera Cruz de Tocina


 Eduardo Fdez. López. Antigua, Fervorosa y Humilde Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, Nuestra Señora de la Soledad en sus Dolores, Sagrada Entrada de Jesús en Jerusalén, Nuestra Señora de la Encarnación y San Juan Evangelista.

Los orígenes de esta Hermandad se remontan al siglo XVI, si bien las únicas referencias documentales que se encontraron al respecto son unas citas incluidas en los libros de visita de la Parroquia de San Vicente Mártir, relativa a la existencia de tres hermandades en la villa de Tocina, la Sacramental, la Soledad y la Vera+Cruz, aunque no es hasta el siglo XVIII cuando se encuentran más fuentes que nos revelen algunos aspectos de la historia de esta hermandad.

Desde entonces se le viene dando culto a la imagen del Santísimo Cristo en la Vera+Cruz en Tocina, pero durante la guerra de 1936, la imagen fue destruida, quedándose fuera del culto. La imagen fue restaurada, pero se quedo en un estado muy precario para su procesión, decidiéndose que no procesionaria más. En el año 1937, se encarga una réplica al escultor Antonio Illanes Rodríguez, realizando la talla del crucificado que hoy se venera.

 En 1959 se acordó la creación del misterio de la Sagrada Entrada de Jesús en Jerusalén, haciendo su primera salida procesional el Domingo de Ramos de 1960, manteniéndose esa procesión hasta nuestros días abriendo los cortejos procesionales de esta localidad.

La hermandad realiza dos veces su estación de Penitencia, una el Domingo de Ramos con el misterio en el que figura Jesús a lomos de su pollina acompañado por dos personas y San Juan Evangelista en un paso de madera tallada y dorada en el que procesionó hasta 1971 el Cristo de la Vera Cruz.

En el segundo de los pasos la Virgen de la Encarnación, dolorosa de vestir de tamaño natural realizada en el siglo XVI, restaurada por Manuel Pineda Calderón tras los daños sufridos durante la Guerra Civil.

En la tarde noche del Viernes Santo tiene lugar desde la Iglesia de San Vicente Martir la Estación de Penitencia con el Cristo de la Vera Cruz y la Virgen de los Dolores.

El Señor de la Vera Cruz aparte de esta salida del Viernes Santo sale el 14 de septiembre en procesión gloriosa, realizando ambas salidas sobre el paso que en 1971 adquirió a la hermandad de la Hiniesta de Sevilla, de madera de caoba con cuatro evangelistas en sus esquinas.

Esta ultima salida del mes de Septiembre se vive con gran intensidad por todos sus hermanos, el 13 de septiembre a las 00:00, es decir hora en la que entra en día grande, festividad de la Santa Cruz, tiene lugar la subida del Cristo de la Vera+Cruz a su paso procesional, a la que acuden cientos de devotos, hermanos y visitantes de otras localidades vecinas.

Durante toda la noche se hacen en las calles las típicas verbenas, en la que los vecinos disfrutan de una agradable velada gracias a la imagen del Señor de la Vera+Cruz. La verbena con más personas y la más importante del pueblo es la que se realiza en el barrio de la Cofradía, ofreciendo durante toda la noche ofrece orquestas para amenizar la espera.

A las primeras horas de la mañana del día 14 hace su entrada por la avenida Pozo de la Ermita la Banda de cornetas y tambores con el toque de diana para despertar a todos los vecinos, con el motivo de acudir a la Función Principal de Instituto,  que se realiza delante del paso del Señor ya preparado para su salida procesional.

A esta misa acuden decenas de mujeres ataviadas con sus mantillas de color negro, autoridades civiles y locales, representaciones de las cinco hermandades del pueblo, y el Alcalde de la Villa.

        

       

       

  

 

Fotos: Eduardo Fdez. López y Hermandad de la Vera Cruz.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.