Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • lunes, 28 de septiembre de 2020
  • faltan 181 días para el Domingo de Ramos

Utrera acogerá el VII Encuentro de Hermandades Pastoreñas


 Francisco Santiago. La Confraternidad de Hermandades de la Divina Pastora ha decidido celebrar su VII Encuentro de Hermandades Pastoreñas en Utrera (Sevilla), sumándose así a la celebración del Año Santo Jubilar, que está festejando esta localidad sevillana con motivo del V Centenario de la llegada de la Virgen de Consolación. No en balde, en Utrera se conserva y recibe culto una imagen de la Divina Pastora de tiempos de fray Isidoro, quien visitó la ciudad en una de sus primeras salidas misionales a principios del siglo XVIII, fundando una hermandad. 

Actualmente, la Comisión Ejecutiva de la Confraternidad está inmersa en la organización y preparación de dicho evento, de cuyo programa de actos y cultos se conocerán más detalles en las próximas semanas.

Reseña histórica

La Confraternidad de Hermandades de la Divina Pastora nació en el año 1999 en el Convento de Capuchinos, organizado por la Pastora de Capuchinos y la Orden. En el año 2001, se firman sus Estatutos en la Iglesia Parroquial de Cantillana (Sevilla), con el objetivo de festejar con dignidad y magnificencia una efeméride histórica: el tercer centenario del nacimiento de la advocación, que habría de celebrarse en 2003. Desde 2001, la Confraternidad ha alcanzado importantes logros. Consiguió superar con brillantez su primer y fundamental cometido, pues llevó a cabo, entre 2002 y 2004, un atinado y completo programa actos y cultos conmemorativos para recordar los tres siglos de devoción a la Santísima Virgen María, Divina Pastora de las Almas.

Del mismo modo ha organizado ya seis Encuentros de Hermandades Pastoreñas con carácter regional, que han visitado las localidades de Cantillana (2001), San Fernando (2002), Málaga (2003), Sevilla (2004), Jaén (2005) y Aracena (2006).

Todo ello ha reportado a las hermandades que integran la Confraternidad grandes beneficios espirituales y humanos, a través del establecimiento de fuertes lazos de unión en lo afectivo y en lo devocional.

Foto: Francisco Santiago










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.