Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes de los Difuntos
  • miércoles, 13 de noviembre de 2019
  • faltan 144 días para el Domingo de Ramos

Especial Virgen de los Reyes. Los otros nardos de la Virgen. El Fiscal. Diario de Sevilla.


Los niños se alzan entre la bulla como juguetonas varas de nardos, inquietas con su tintineo por saciarse con todos los detalles de un cortejo que les llama poderosamente la atención. Hay miradas de niños que lo dicen todo. Viéndolas imaginamos a muchos de ellos exigiendo en casa la noche anterior que les despertaran a las 6 de la mañana para ir también junto a la Virgen. En sus miradas se refleja la sonrisa del Niño Jesús, al que escrutan para comprobar que de verdad se ríe y de qué manera. Ellos, los niños, se llevan los saludos y besos de los políticos de chaqué. Se revuelven en los brazos que los encumbran hasta desriñonar a más de uno. Se enfadan cuando el árbol de la esquina de Fray Ceferino les tapa el palio de tumbilla y montan su particular rebelión si no se les permite  ver hasta el último militar del desfile. El báculo de monseñor se convierte en una “barrita” en su particular lenguaje. Los carráncanos les parecen pequeños personajes de series animadas. Y el diseño del paso bien pudiera estar dibujado por uno de ellos en sus láminas de colegiales, con ese palio imaginario trazado por un transportador de ángulos y esos mazos que son esferas perfectas de priostía donde ellos, los niños madrugadores de Sevilla, son los otros nardos de la Virgen, los mejores, sus particulares seises del 15 de agosto, los que siempre están frescos y transmitiendo alegría, los que nunca faltan alzados en brazos o en columnas.

¿Quienes van tan cerca de la Virgen?

El cortejo sigue ofreciendo un repertorio de detalles y representaciones novedodas para muchos. Por ejemplo, hay quienes piensan que la Virgen es girada hacia el pueblo fiel en tres esquinas, sin reparar en que lo que realmente hace el paso es volverse hacia la presidencia eclesiástica, para que monseñor Amigo inciense a la Patrona mientras suenan los motetes. Y sobre los participantes de chaqué hay todo tipo de especulaciones. Si al personal no le suenan la mayoría de los ediles, menos aún los diputados provinciales, auténticos desconocidos. Pero los chaqués más cercanos a la Virgen son los de la Real Maestranza. Ahí tienen al teniente, Alfonso Guajardo-Fajardo, y a Javier Benjumea. Para eso tiene la institución nobiliaria carta de hermandad con el Cabildo. Y por eso el Cabildo tiene palco en la Plaza de Toros. Qué buen convenio, dijo aquél.

Catenarias. Y el pronóstico se cumplió. Resultan absolutamente horrendas. No alivia ni siquiera imaginar que son el modelo minimalista del tenebrario de la Catedral. La mezcla de los postes con los gallardetes resulta aún peor. Demasiado ruido en el paisaje. Quizás lo mejor sea seguir el consejo de Carlos González Santillana, secretario general del Arzobispado, en su respuesta a la encuesta de Diario de Sevilla : “Si las van a quitar, tengamos paciencia”. En cualquier caso, los devotos de la Virgen tendrán mientras tanto que aprender a colocarse en la acera buena de la Avenida, como cuando se acude a la salida de las Penas de San Vicente. Monteseirín aguantó el tipo. Sólo tuvo que sufrir su particular Tendido 7 al pasar por la esquina de Correos, donde se concentran mayoritariamente los devotos procedentes de Nervión y los Remedios.

‘Mercadillo fashion’. Es el estilo del que hicieron gala algunas de las ediles que formaron en las últimas parejas de la representación  municipal. No sabemos si agredían más a la estética clásica de esta procesión las catenarias o las faldas, modelo cortinas estampadas, de algunas munícipes que, en el peor de los casos, hasta dejaban entrever la ropa interior. La estética, como la liturgia, tiene su importancia en actos solemnes como el de ayer. Por todo esto nos imaginamos cuánto tuvo que sufrir el ex jefe municipal de protocolo, Mauricio Domínguez y Domínguez-Adame, que formaba ayer en el tramo de fieles asociados de la Virgen. Qué tiempos aquellos en que se vigilaba hasta el color de las corbatas de los señores ediles. ¿Y qué me dicen de la melena acoletada del emergente Beltrán Pérez? Menos mal que Rosamar Prieto-Castro (PSOE) y, sobre todo, Alicia Martínez (PP) dan ejemplo de saber estar.  

Lo mejor. Con todas sus catenarias y otros inconvenientes, esta procesión sigue pareciendo la más hermosa del año, la más medida y la del público más fiel y selecto. Con el manto salmón no es como nos gusta más la Virgen, pero no por ello deja de impresionar su majestuosa llegada. El tramo de la asociación de fieles no deja de crecer. Ojo porque ayer figuraron casi 200 miembros con cirio. Y cómo se nota. En la representación anotemos el debut del portavoz popular, Juan Ignacio Zoido , que lució el chaqué de mejor hechura del cortejo. A Zoido no le veíamos de etiqueta desde octubre de 2003, cuando lució frac con motivo de la proclamación como cardenal de monseñor Amigo en Roma.

Toda una revelación. La que nos hizo al oído antes de las 8 de la mañana el muy baratillero y señorial Otto Moeckel von Friess mientras esperábamos la llegada de la comitiva: “La primera vez que vine a ver la Virgen de los Reyes fue el 15 de agosto de 1936. Me trajeron mis padres con siete años. Estuvimos dentro de la Catedral. La ciudad estaba ya por aquel entonces completamente en calma”.

La música. Es una alegría cómo abre el cortejo la Banda Sinfónica Municipal , con Francisco Javier Gutiérrez como auténtico muñidor de la comitiva. Es el Leonard Bernstein de las Fiestas Mayores. Aunque es mejor cuando manda interpretar Estrella Sublime por la Avenida que esas marchas desconocidas por el gran público que su constante labor de I+D nos proporciona. ¿Será posible algún año colocar a la Municipal detrás del paso de la Virgen? La banda de la Región Militar Sur (antigua Soria 9) parece que sigue diezmada y, aunque no sonó mal del todo en la mañana de ayer, no alcanza ni de lejos la brillantez de tiempos pretéritos.

Del Consejo. José María Cordón , consejero de Gloria, ocupó el lugar del vicepresidente del Consejo, Eduardo del Rey. Manuel Román aguantó el tipo, no perdió la sonrisa y recibió muchas muestras de afecto y de apoyo. Nos recuerdan que otra prueba de que su número dos le comunicó su intención de marcharse justo después de la Crisis del Pregón es que Del Rey no sólo faltó a la invitación al palco de la Plaza de Toros de la Real Maestranza , sino que tampoco acudió ni a la entrega del título de Hijo Adoptivo de Sevilla al cardenal Amigo el 30 de mayo en el Lope de Vega, ni a la gran celebración religiosa de los 25 años de monseñor en Sevilla. En ambos casos acudió Joaquín de la Peña, luego el Fiscal no se equivoca: el anuncio verbal de dimisión se produjo mucho antes de este verano.  

Palio de tumbilla. Primer varal.  Liturgistas discutían si el color celeste de la casulla del cardenal era el adecuado para la festividad de la Asunción. Segundo varal.  La Virgen salió a las 7.58, según el Informe Palomino. Tercer varal. Los claveles blancos van en aumento respecto a  las varas de nardos. Y cuarto varal. La corporación municipal llegó 5 minutos tarde a la Catedral.

EL LAGARTO DE LA CATEDRAL

<< En la de años que llevo aquí colgado, querido Fiscal, aún no he visto a Su Eminencia usar algunas de las preciosas casullas del vasto patrimonio de la Catedral en procesiones como la de ayer. Para mí sería una gran ilusión. No pierdo la esperanza >>

Palabra de reptil metropolitano, palabra de lagarto de la Catedral

Fotos: Diario de Sevilla.

Nota: Publicado el pasado jueves 16 de agosto.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.