Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • domingo, 26 de mayo de 2024
  • faltan 322 días para el Domingo de Ramos

El plan de accesibilidad del Metro de Sevilla diseñado por la Junta recibe el apoyo de la ONCE


Sevilla Información. El presidente de la Junta, Manuel Chaves, se ha entrevistado en Sevilla con el delegado de la ONCE en Andalucía, Patricio Cárceles, para abordar proyectos relativos a la accesibilidad en los medios de transporte públicos. Tras la reunión -a la que también ha asistido la consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, y el presidente del Consejo Territorial de la ONCE, Alberto Morillas- Cárceles ha indicado que está "tranquilo y satisfecho" tras conocer el Plan de Seguridad y Accesibilidad de la Estaciones de la línea 1 del Metro, diseñado por la administración autonómica.

"Este encuentro ha servido para revisar y matizar algunos detalles, y ofrecer toda nuestra colaboración, como lo hemos hecho en Madrid y Barcelona, con el objetivo de convertir al Metro de Sevilla en un referente en materia de accesibilidad", explicó.

Por su parte, el consejero delegado de Metro de Sevilla, Rafael Candau, señaló que desde la Junta "se ha puesto toda la voluntad y toda la técnica al servicio de la accesibilidad, un elemento que hemos tenido siempre presente durante el diseño de la línea".

Sistema innovador

El Plan de Seguridad y Accesibilidad de las Estaciones de la línea 1 del Metro de Sevilla, elaborado por la Junta de Andalucía, ha introducido uno de los elementos más innovadores en materia de seguridad del transporte ferroviario: el sistema de puertas de andén. Este sistema, que se instalará en las 22 estaciones de la línea 1 y que sólo lo disfrutan los Metros de Londres, París y Hong Kong, supondrá una inversión de 18 millones de euros.

Se trata de unas mamparas de seguridad -de aluminio y cristal- que separan el andén de la vía. Estos dispositivos constan de unas puertas que se abren de forma sincronizada con las puertas del vehículo cuando el Metro llega a la estación y realiza su parada. Las puertas también se cierran de forma sincronizada con la clausura de las puertas del vehículo, cuando éste abandona la estación para continuar con su recorrido.

Este sistema supone un 'plus' de seguridad, ya que son la protección más eficaz para evitar la caída de pasajeros a las vías, y refuerza los elementos destinados a evitar accidentes de las personas de movilidad reducida.

Eliminación de barreras arquitectónicas

Por otra parte, la Junta ha introducido en el diseño del Metro hispalense todos los elementos necesarios para eliminar barreras arquitectónicas, como la creación de rampas suaves en los accesos a paradas y andenes, las plataformas bajas en los vehículos o la adaptación de las máquinas expendedoras para atender las necesidades de los invidentes. En las estaciones subterráneas habrá un ascensor desde el nivel de la calle al primer vestíbulo, y otro desde este espacio al andén, y se colocarán barandillas de 1,20 metros de altura en zonas con desniveles que puedan ocasionar caídas.

Además se reservará un espacio junto a las puertas de los vehículos para dos sillas de ruedas, se instalará un pulsador especial de solicitud de parada para las personas con movilidad reducida -para advertir al conductor y disponer de un mayor tiempo de bajada-, y, tanto en las estaciones como en el material móvil, se instalarán equipos de señalización, megafonía y cartelería de información al viajero.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.