Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • lunes, 28 de septiembre de 2020
  • faltan 181 días para el Domingo de Ramos

Provincia. El domingo de 'Laetare' se celebró el besamanos a Nuestra Señora de la Soledad en Castilleja de la Cuesta


Arte Sacro. Como es tradicional y preceptivo en las reglas de la Hermandad Sacramental de Santiago Apóstol de Castilleja de la Cuesta, el cuarto domingo de Cuaresma o de Laetare, se celebró en la Iglesia Parroquial Matriz de Santiago Apóstol el devoto y solemne besamanos a Nuestra Señora de la Soledad, con la brillantez acostumbrada.A pesar de haberse producido el cambio de horario, el haber amanecido el día lluvioso y la temprana hora, se congregaron muchos fieles a la Misa Solemne de las 10:30 horas, donde se procedió al recibimiento y juramento de reglas de los nuevos hermanos de la corporación. Estuvo la eucaristía presidida por el párroco y director espiritual, Florentino Córcoles Calero, actuando en ella el Coro Litúrgico ‘Nuestra Señora de la Soledad’ bajo la dirección de Víctor López López.

En la celebración estuvieron presentes antiguos hermanos mayores y cargos honoríficos de la hermandad. Tras la finalización de la misa quedó expuesta a la veneración de los fieles la sagrada imagen de la Virgen de la Soledad, la cual presidía espléndida el presbiterio del templo parroquial santiaguista. Muchos hermanos y personas venidas de otros puntos, como de costumbre, se acercaron durante toda la jornada para admirar la inmensa belleza de Nuestra Señora y besar sus benditas manos.

El efímero altar dispuesto por la priostía de la hermandad contaba con un dosel formado por tres respiraderos pertenecientes a la hermandad del Gran Poder de Camas, los arbotantes de la Divina Pastora de Santa Marina de Sevilla y el remate de la propia corporación castillejana. La bambalina del dosel fue cedida por la camarera de honor de la Santísima Virgen, Rosa Luque Tovar. Sobre el dosel y a ambos lados del mismo se colocaron tres cuadros: la Santísima Trinidad del templo parroquial y San Isidoro y Santiago, pinturas ejecutadas por Manuel Luque Posada.En torno a la imagen de la Virgen se colocaron ocho jarras del paso de palio a diversas alturas y dos consolas con candeleros de madera dorada y cera blanca. El exorno floral, dispuesto por floristería Añil, estuvo formado por rosas, alelíes, flor de cera y statice.Finalmente, sobre la gran alfombra de la hermandad y a su vez, sobre la peana del paso de palio adornada con alelíes, se mostraba a una altura mayor de lo acostumbrada, la imagen de Nuestra Señora de la Soledad, la cual lucía el manto negro procesional, toca de sobremanto diseñada por Alfonso Chaves Tejada y la saya roja de Esperanza Elena Caro y diseño de Juan Oliver Míguez. La Santísima Virgen portaba la corona ‘Grandiosa’, el fajín de Teniente General, la medalla de la Villa y en su tocado el emblema de la Obra Social, regalado con motivo de su Coronación Canónica, y puñal de oro y pedrería.

La mano derecha recibía el beso de los fieles, mientras que la izquierda sostenía el pañuelo, rosario y corona de espinas de oro y una medalla.

La jornada concluyó con el rezo del Santo Rosario de los Siete Dolores de la Virgen por parte del diputado de cultos y formación, Víctor López, y a continuación, como es tradicional, la Banda de Música de Dos Hermanas ‘Santa Ana’ deleitó a los presentes con un espléndido concierto de marchas procesionales, en el que se interpretaron un total de nueve composiciones (ocho dentro del programa y una última extra que fue el Himno a la Virgen de la Soledad). El acto estuvo presentado por Álvaro Aguilar Toro, resultando un éxito y un gran colofón para una jornada tan destacada en la localidad en torno a Nuestra Señora de la Soledad Coronada. 

Foto: José Enrique Moreno.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.