Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Estival
  • lunes, 10 de agosto de 2020
  • faltan 230 días para el Domingo de Ramos

Domingo de Pentecostés. Manuel Enríquez Becerra


La fiesta de Pentecostés, es la venida del Espíritu Santo cincuenta días después, de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, a los discípulos.

En Andalucía es muy celebrado este día, ya que es el día del Rocío. En el que La Virgen del Rocío sale en andas por las calles de la aldea almonteña, y visita a todas las hermandades filiales en sus respectivas casas de hermandad, al haber cumplimentado las hermandades su peregrinación hacia la aldea.

Pero este año no hay Rocío, por desgracia para los rocieros por causa de la pandemia del coronavirus.

Y además La Santísima Virgen del Rocío se encuentra, en el pueblo de Almonte de donde es patrona, ya que cada siete años visita el pueblo, y este año le ha tocado estar allí.

Pentecostés es la fiesta más importante después de La Navidad y La Pascua, en la iglesia católica.

También se atribuye a tiempo de milagros. Fiesta en que se hacen milagros, de ahí la fe, de algunos rocieros en los milagros de La Santísima Virgen del Rocío.

Es muy triste que se haya tenido que suspender también, está fiesta tan religiosa la de Pentecostés, en la que se vive mucho hermanamiento entre las hermandades de gloria rocieras.

Hoy hubiese sido un día grande en la marisma término municipal, de la aldea almonteña.

Todos los rocieros festejando su fiesta de Pentecostés, cantando y bailando el baile popular por excelencia de la romería como son las sevillanas.

El obispo de la diócesis de Huelva Don José Vilaplana Blasco hubiese oficiado la misa de romeros en el real de la aldea, quizás hubiese sido está su última misa cómo obispo de Huelva, ya que tiene que presentar su renuncia al Papa al haber cumplido los 75 años como obispo.

Este  año pasado del 2019 fue el centenario de la coronación canóniga de La Santísima Virgen del Rocío. Y le honro con su pregón rociero el desaparecido poeta y cantautor Rafa Serna.

Durante todo el año, no cesan las visitas a la aldea almonteña para hacerle una visita de cortesía a La Santísima Virgen del Rocío. Los rocieros están todo el año yendo a la aldea, tanto con su hermandad filial, para hacer la visita anual, cómo todo aquel que tiene una casa en el real de la aldea almonteña.

En el Rocío se respira un aire puro de las marismas que están al lado, junto al coto de Doñana, y se respira una paz inmensa.

Reseñar que La Virgen del Rocío se queda en Almonte, hasta el año 2021.

Manuel Enríquez Becerra

Fotos: Mariano Ruesga Osuna.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.