Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • martes, 16 de agosto de 2022
  • faltan 229 días para el Domingo de Ramos

El Señor de la Ronda. Antonio Sánchez Carrasco


Más o menos a la altura en la que el Culebra y el Cabeza cruzaban la Ronda en moto vestidos de nazarenos, camino de San Jacinto para dar un atraco en su icónica película; por ahí cruzaba el Señor desde Clemente Hidalgo hacia Federico Mayo Gayarre. Del gran impresor del XVII al creador del Instituto de la Vivienda, por esa avenida, donde subía el 9 de Tussam cuando los  autobuses eran azules de techo blanco. Camino de las Moradas, la plaza en la que esquina con San Juan de la Cruz vivían mis abuelos maternos. Ella Dolores, el Tomás, un libre pensador cuando ser de libre pensamiento podía buscarte un problema  y sin embargo sentaba al cura a una tapa en su mesa o le arreglaba un zapato o una radio cuando el pater estaba más tieso que la varilla de un cohete.

El sábado  vi a Dios en muchos sitios, en el video de Lola, mi Señora Suegra, aquella niña de la calle Santa Clara que jugaba cruzando San Lorenzo de puerta a puerta y que a primera hora ya estaba tras el talón de su vecino. En el Cirineo José Antonio acercando a su amigo Paco hasta la Plaza de los Sueños. En la sonrisa nerviosa de Julio que me permitió compartir su atalaya céntrica. En los nervios del Trujillo por unificar a parte de su familia bajo el Señor. En la seriedad de mi amigo Jesús el mago de las seis cuerdas, esperando poder llevar al que todo lo puede. En el café apresurado del Navarro para buscar al sol la túnica morada. En la carrera desde Triana de mi hermano de otra Madre, Santiago para verte aunque sólo fuera un instante. En los ojos llorosos de mi Lola, que entre recuerdos y emociones sintió cada paso de Dios en su alma....

Y llegamos a aquella esquina, a la que iniciaba la película " el mundo es nuestro" en esa curva de las vanidades, o donde empieza la ausencia de ellas. En la que el mundo pasaba de ser nuestro a ser suyo, del Señor, un mundo en el que no importaba si su túnica era lisa o bordada. Esa curva en la Avenida que le iniciaba al Señor el camino donde es más necesario.  Esos sentidos pisos en los que se asomaban las caras del dolor y del recuerdo en sus ventanas, en la foto de Carlos García Lara,  que explica el sentido de lo que está haciendo Dios desde anteayer.

Estas letras tuve que madurarlas un día, el sábado por la noche me dolían los pies como si hubiera andado tres domingos de Ramos seguidos pero lo peor es que mi mente estaba en shock.  Debía de digerir primero lo que había presenciado. Jesús dando esperanza a cada paso, dándole a quien tiene fe un motivo para seguir. Ojalá sirva también en el resto de los campos de la misión. Yo sigo impactado,  no siempre se ve a Dios decir " No temáis " con cada zancada con las que llegó el Gran Poder de Cristo a los Pajaritos.

#LosLunesalSol

Foto: Antonio Sánchez Carrasco.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.