Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • miércoles, 28 de septiembre de 2022
  • faltan 186 días para el Domingo de Ramos

Consagración del Cerro del Águila a la Virgen de los Dolores. Isidro González. Revista diocesana "Iglesia en Sevilla"


Con la llegada del mes de septiembre El Cerro del Águila vive sus días más alegres junto a la Virgen de los Dolores, fortalecido en su mirada maternal y mediadora y consagrándole sus tradicionales cultos que tanto tienen de reafirmación anual de su identidad como barrio y como comunidad de fieles. Después del Martes Santo de la post-epidemia frustrado por la lluvia, y de dos procesiones extraordinarias, en 2018 y 2020, también suspendidas, el 24 de septiembre El Cerro volverá a vibrar con su Virgen como lo hizo tantos últimos domingos de este mes antes de procesionar hasta la Santa Iglesia Catedral.

El centenario del barrio es el motivo para que la Virgen vuelva a sus calles. El hermano mayor Manuel Zamora recuerda que 2022 será “tras los difíciles años de pandemia, el primero en el que volvamos a encontrarnos junto a Ella, rezando, pidiendo y dándole las gracias por tantas cosas”, y añade que este encuentro de sus hijos del Cerro con su Madre de los Dolores en este septiembre extraordinario “será un profundo y sanador bálsamo de luz y esperanza, a la vez que una hermosa ocasión para hacer más grande nuestro amor y devoción a la Santísima Virgen”.

La hermandad ha preparado un completo programa de actos para dar gracias a Dios que se desarrolla desde el pasado enero, porque “fieles a nuestra historia, esta no podría entenderse sin la presencia, desde sus orígenes, de la devoción a Nuestra Señora de los Dolores”. Es de subrayar la celebración especial de los cultos y actos anuales, entre ellos la procesión del pasado Corpus Christi, que por primera vez incluyó las imágenes de la Inmaculada Concepción y el Niño Jesús.

Y en este mes se vivirán los momentos más importantes de la conmemoración, en los que destacan dos hitos para la historia: “la consagración del barrio del Cerro del Águila a la Santísima Virgen de los Dolores que en su festividad litúrgica del 15 de septiembre celebró monseñor Asenjo Pelegrina” y la procesión extraordinaria del sábado 24, “cénit absoluto de emociones y culmen de los actos conmemorativos de la efeméride”.

La vida espiritual y religiosa de la hermandad se encuentra indisolublemente unida a la de la Parroquia, haciendo de los cultos “no solo intensos momentos en los que alabar a Dios y a su bendita Madre” sino también fraternales ocasiones de encuentro entre los hermanos y feligreses, “que sienten a la Hermandad como el nexo emocional que les identifica y les convierte en miembros de una misma comunidad que tiene aún mucho de aquellos pueblos de sus primeros pobladores”. Unos rasgos que también se extienden a los diferentes actos que organizan a lo largo del año, especialmente “a nuestros proyectos de caridad y catequesis, como el grupo de fe que coordina la Diputación de Formación”.

El hermano mayor se refiere a la devoción a Nuestra Señora de los Dolores -definida como “hilo conductor” de la historia del barrio por la propia Archidiócesis”-, que encuentra en la Santísima Virgen “a la Madre consoladora que acoge en su corazón y ampara con su mirada todas las plegarias, alegrías y tristezas de sus hijos del Cerro del Águila”. Con la entrañable familiaridad de la sencillez, la Virgen es para sus vecinos “la roca firme donde sostener sus vidas, crear sus familias y aglutinar nuestra comunidad cristiana día a día”. Ella la ha vertebrado “a lo largo de toda su historia y la ha representado y cohesionado de manera principal e incuestionable”.

____________

Publicado en la revista diocesana «Iglesia en Sevilla» nº 309, edición del 18 de septiembre de 2022

Descargar en: https://www.archisevilla.org/iglesia-en-sevilla/

Foto: Juan Manuel Bermudez.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.