Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes de los Difuntos
  • miércoles, 13 de noviembre de 2019
  • faltan 144 días para el Domingo de Ramos

La Virgen de Gracia y Esperanza irá hasta la iglesia de Santiago para celebrar culto por el LXXV aniversario de su bendición


 Arte Sacro. El lunes 16 de septiembre de 2013, la Hermandad de San Roque celebraba cabildo general extraordinario, en el que se aprobó por unanimidad de los presentes la realización de culto extraordinario a Ntra. Sra. de Gracia y Esperanza, en conmemoración del LXXV aniversario de su bendición.

Consistirá, previos los trámites oportunos, en traslado de la imagen de la Virgen en andas, rezándose las estaciones del Vía Lucis hasta la Iglesia de Santiago en la tarde del 26 de octubre de 2013, función solemne en dicho templo el domingo 27 y posterior traslado en andas a la Iglesia de San Roque, a la conclusión de la misma.

Se reproduce a continuación el texto presentado por la Junta de Gobierno al Cabildo General, en la sesión antes referida:

El 18 de julio de 1936, el templo del Señor San Roque era saqueado e incendiado, víctima del odio y la sinrazón. Así, en sólo unas horas, la hermandad perdía todo lo conseguido en poco más de tres décadas de existencia, a excepción del paso del Señor, la cruz de salida, la corona de la Virgen y poco más.

Era la culminación a una serie de años marcados por la inestabilidad política, que tuvo como consecuencia que la hermandad no pudiera realizar su estación de penitencia de 1932 a 1934, y que tuvo como colofón una nueva quema de iglesias en julio de 1936.

La hermandad fue sometida a una dura prueba de fuego, que le obligó a una urgente reorganización, así como a un continuo deambular por diferentes templos, como San Ildefonso, Iglesia del Buen Suceso, Iglesia de Santiago, y finalmente, en 1945, regreso al reconstruido templo de San Roque.

En lo que hoy nos ocupa, es decir, la imagen de Nuestra Señora de Gracia y Esperanza, y una vez establecida la hermandad en la Iglesia de Santiago, la anterior talla sería sustituida por la que realizara D. Manuel Vergara Herrera, hermano de la corporación, y que procesionaría por vez primera en 1937 desde San Ildefonso.

No obstante, la añoranza por la antigua imagen provocaría que se pidiera al imaginero D. José Rodríguez Fernández-Andes, la realización de una nueva que se pareciera lo más posible a la anterior.

La talla que salió de su gubia era de candelero de tamaño natural, midiendo 1.60 m. y siendo fijado su precio en 4.300 pesetas. En 1958 tuvo lugar una intervención realizada por Sebastián Santos Rojas, que retalló ojos, nariz, realizó una nueva encarnadura y repolicromó las manos. En 2006 sería restaurada por José Ángel del Valle Serrano y Victoria Fernández Espejo.

El 2 de octubre de 1938, el Cabildo General de la hermandad fijó la fecha de la bendición de la nueva imagen de Nuestra Señora de Gracia y Esperanza, que tuvo lugar el 30 de octubre de 1938 en la Iglesia de Santiago, a cargo del Rvdo. P. D. David Giménez Fernández.

La Santísima Virgen estuvo los días 30 y 31 de octubre y 1 de noviembre expuesta a la veneración de los fieles y en Solemne Besamanos, luciendo el fajín de campaña donado por su Hermano Mayor Honorario, el Excmo. Sr. General Varela. Además, para solemnizar estos cultos, la hermandad distribuyó una abundante limosna de pan.

La Junta de Gobierno de la Hermandad de San Roque encabezada por su Hermano Mayor, Antonio Federico Barrero Castro, encontrándose próxima la fecha de tan feliz efeméride, acordó en Cabildo de Oficiales celebrado el 17 de junio de 2013, someter a la aprobación del Cabildo General la celebración de un culto extraordinario para conmemorar el LXXV aniversario de su bendición, consistente en traslado de la imagen de la Virgen en andas, rezándose las estaciones del Vía Lucis hasta la Iglesia de Santiago en la tarde del 26 de octubre de 2013, Función Solemne en dicho templo el domingo 27 y posterior traslado en andas a la Iglesia de San Roque, a la conclusión de la misma. Así mismo, recordando tan feliz efeméride, la hermandad quiere hacer un acto de caridad con los más necesitados de la feligresía, tal y como se hizo en 1938, haciendo una donación a Caritas parroquial de San Roque.

El gran cariño y devoción hacia Nuestra Señora de Gracia y Esperanza, profesados indistintamente por hermanos de la corporación y ajenos a la misma durante todos estos años, que la llevaron incluso a ser coronada con rango canónico o tener en su poder las llaves de la ciudad de Sevilla, y las enormes gracias concedidas a todos cuantos se acercaron a rezarle y encomendarse a su segura intercesión como medianera, nos hacen estar en deuda permanente con Ella, siendo el culto propuesto una forma sencilla de agradecer públicamente el haber estado junto a nosotros durante todo este tiempo, permitiendo así a todos los hermanos y fieles en general poder participar de esta feliz celebración, de marcado carácter cofrade y cristiano.

Lo que proponemos al Cabildo General de la Hermandad de San Roque, en la seguridad de su conformidad y máxima colaboración e implicación en todo lo propuesto.

Foto: Mariano Ruesga










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.