Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el Mes del Carmelo
  • viernes, 19 de julio de 2024
  • faltan 268 días para el Domingo de Ramos

El Archivo Histórico Provincial de Sevilla dedica el documento del mes al Cristo del Calvario, en el 125 aniversario de su salida en el Santo Entierro Grande


Arte Sacro. El Archivo Histórico Provincial de Sevilla, dependiente de la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte, dedica el Documento del Mes -actividad impulsada para dar a conocer los fondos documentales de la institución archivística sevillana- correspondiente al mes de abril al Cristo del Calvario, que formará parte del cortejo del Santo Entierro Magno el próximo sábado 8 de abril en Sevilla.

En concreto, se exhibirá la escritura de venta de la imagen del Cristo del Calvario por los herederos de Pérez de Torquemada a la Hermandad de la Presentación de Nuestra Señora en 1636, un documento, recientemente hallado en el Archivo Histórico Provincial por el historiador e investigador, Joaquín Rodríguez Mateos, y que constata que el crucificado titular de esta hermandad perteneció a la cofradía desde la muerte de su primer propietario.

Con este documento, tal y como explica Rodríguez Mateos, “se cierra un vacío histórico acerca de los avatares de la imagen y de su presunta posesión por la hermandad de la Presentación”, demostrando “no sólo que el actual Cristo del Calvario fue la imagen titular de la hermandad la Presentación desde 1636, sino que, además, la imagen pasó a ella directamente desde el oratorio privado para el que se encargó”.

En la presentación han participado el director general de Patrimonio Documental y Bibliográfico, Juan Cristóbal Jurado, el hermano mayor de la Hermandad del Calvario, José María Carnero, el director del AHPS, Braulio Vázquez, Joaquín Rodríguez, archivero y descubridor de la escritura y la archivera de la institución hispalense María Ángeles Luna.

Asimismo, la institución archivística mostrará la escritura de concierto entre Francisco de Ocampo -autor de la talla- y Gaspar de Torquemada para la talla de un crucifijo de madera de cedro, fechada el 5 de noviembre de 1611. En este documento el escritor se compromete con Torquemada a entregarle “perfectamente acabado y con el compromiso de que la obra sea examinada por maestros imagineros, un cristo de dos baras de alto, en madera de cedro, con la cruz de cuatro baras en ciprés, a semejanza del que tenía, el arcediano Mateo Vázquez”, tal y como explican desde el Archivo. Por este encargo, Ocampo recibiría la cantidad de 1.600 reales de plata.

En el documento, se recoge, hasta en dos ocasiones, el deseo de Torquemada de que la imagen del cristo fuera “tan buena como la del Cristo de los Cálices” -de Juan Martínez Montañés-. Ocampo no se conformó con hacer una reinterpretación de la obra, sino que realizó una creación propia, demostrando sus conocimientos de anatomía, caracterizada por una anatomía acusada y de líneas duras que le otorgan la austeridad que corresponde a la representación de Cristo ya muerto.

Así, otra de las diferencias con respecto al Cristo de los Cálices, detallan desde la institución, es que “el de Ocampo está sujeto a tres clavos, usando uno para ambos pies, a diferencia de los cuatro que utiliza Montañés para el Cristo de la Clemencia”. A pesar de ello, Francisco de Ocampo mantiene rasgos propios del escultor jienense como el tallado del pelo, la serenidad en el rostro y la armonía en las facciones.

Esta carta de obligación que ahora se expone constata la autoría del Cristo del Calvario, que fue desvelada en el año 1941 durante el proceso de restauración de la talla, a cargo de Agustín Sánchez Cid. En el interior de este bien se descubrió un pergamino que lo identificaba como obra de Ocampo.

Junto a este documento se expondrán también en abril, con motivo de la celebración del Santo Entierro Grande en Sevilla, que este año celebra el 775 aniversario de la restitución del culto cristiano de la ciudad de Sevilla, dos fotografías en blanco y negro del fondo de Joaquín González Moreno, en la que se aprecia el discurrir del paso de la urna del Señor Yacente de la Hermandad del Santo Entierro por la plaza del Salvador, probablemente durante la década de los 60 del pasado siglo.

El documento del mes o ‘documés’, es una actividad organizada todos los meses por el Archivo Histórico Provincial de Sevilla. Tiene como finalidad exponer documentos conservados en este centro, escogidos por su singularidad y por su contenido, que sean relevantes para ilustrar algún hecho histórico que se esté conmemorando en esas fechas. También se muestran documentos que destacan por sus peculiares características gráficas, planos, grabados, dibujos, fotografías, etc. En esta ocasión, el documento se enmarca en la celebración del Santo Entierro Grande en Sevilla.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.