Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • domingo, 26 de mayo de 2024
  • faltan 322 días para el Domingo de Ramos

El Gran bocado. El Fiscal. Diario de Sevilla.


Ya quisiera monseñor Blázquez unos Acuerdos Iglesia-Estado con la bonanza para las arcas de la Conferencia Episcopal como los que ha firmado el Cabildo Catedral con el Consejo de Cofradías. Atrás quedaron los tiempos de las gradas de la Avenida con los bancos de la Parroquia del Sagrario dispuestos fuera del templo para que los seminaristas vieran los pasos entre cigarrito y cigarrito en el Patio de los Naranjos. O aquellas Semanas Santas en blanco y negro en las que la disposición de las sillas en estas gradas se confiaba al “hombre de los perros”, como cariñosamente se aludía al vendedor de mascotas en una jaula de color verde junto a la puerta del antiguo Colegio de San Miguel. Esa zona de enlosado tarifeño es hoy objeto de convenios por valor de hasta un mínimo de 45.000 euros. El Cabildo cede desde hace varios años su explotación a las cofradías, pero ya no se conforma con una gratificación. Los tiempos han cambiado. La Iglesia ha de buscarse sus propios recursos.

Y bien lo sabe el canónigo Francisco Navarro , que le ha reclamado al Consejo la parte que le corresponde en el negocio como propietario de una superficie que alberga 1.407 sillas. Esta jugada maestra ha puesto a temblar las cuentas del Consejo, acostumbradas al chollo de las gradas hasta el año 2005. Si el Consejo le quitó el negocio del siglo a los silleros evolucionando hacia la autogestión, el Cabildo Catedral le ha hecho probar la misma medicina quitándole a golpe de convenio el maná de las gradas de la Avenida, donde la rentabilidad ha rozado las cifras que volverían loco a cualquier emprendedor. Se acabó lo que se daba. El Consejo ha pactado unas condiciones de pago que dan lugar a una gráfica que se parece más a un puerto de primera categoría del Tour de Francia que a la Cuesta del Rosario.

¿Y por qué se tarda nueve meses en informar de un convenio que supone semejante bocado a las cuentas de las que salen las subvenciones? ¿Quién o quienes terminarán pagando lo que legítimamente corresponde a las arcas del Cabildo? ¿Acaso los abonados? Para entonces, año 2009, será otro equipo dirigente el que tenga que afrontar en San Gregorio unos pagos tan elevados. Para empezar, este lunes se ha colocado en el orden del día del pleno el gran sonajero de las nuevas hermandades. Operación Capillitas distraídos . Sólo queda pedir la medalla de oro de la Orden de los Económos con distintivo morado para el canónigo Francisco Navarro. Y el teléfono de Crediágil para el futuro presidente del Consejo, que lo necesitará, porque vaya como le dejan el panorama al que ha de venir. Jo, qué bocado le han dado a las cuentas.

 

Nota: El texto pertenece al tema principal de la sección Puerta de los Palos de El Fiscal publicada el domingo 14 de enero en Diario de Sevilla.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.