Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • jueves, 20 de junio de 2024
  • faltan 297 días para el Domingo de Ramos

Un paso de Cayetano González para El Cachorro


 Arte Sacro. El pasado mes de julio de 2008, la Hermandad del Cachorro se vió gratamente sorprendida al recibir un correo electrónico enviado por el investigador Juan Miguel Sánchez Vigil. En él, se pedía colaboración en la investigación de una reproducción fotográfica sobre original de un proyecto de paso realizado por C. González Gómez, adjuntando el dibujo que contemplamos.

"Y digo bien que nos sorprendíamos, pues nunca habíamos escuchado hablar ni conocido noticia alguna sobre el hecho de que Cayetano González hubiese realizado un proyecto de paso para nuestra Hermandad. El proyecto no viene fechado, por lo que lo primero era averiguar la fecha en que el genial diseñador pudo realizar este trabajo. Algo que nos llama la atención es la aparición de un nazareno de cola, así como la antigua Cruz del Stmo. Cristo dotada de cantoneras e INRI metálicos, lo cual nos acerca a las primeras décadas del siglo XX.

Igualmente, identificamos el escudo de la Casa Real en los faldones, lo cual nos acerca a los años previos a la II República. Teniendo en cuenta que en 1929 se estrenó el paso realizado por Antonio Castillo Lastrucci, podemos asegurar que fue en los años previos a este estreno cuando se realizó este diseño, que bien pudo competir con otros, decidiéndose finalmente la Hermandad por el presentado por el Imaginero Castillo Lastrucci, y que durante más de cuatro décadas portó a nuestro Crucificado por las calles de Sevilla.

El proyecto se presenta en alzado frontal, a escala 1/20, y pintado con técnicas de acuarela sobre papel. El paso en sí es de corte muy clásico y de líneas sencillas, pero de una gran personalidad. Los respiraderos son bordados, con gran profusión de dibujos de hojarasca y con corte recto rematado con flecos de color rojo, continuándose el bordado del mismo estilo en los laterales del faldón, que igualmente siguen corte recto. En el centro, aparece bordado el escudo real en gran tamaño. Todo el conjunto aparece rematado por un moldurón que delimita la separación de la mesa con la canastilla.

La canastilla tiene unas líneas muy singulares. En las esquinas, aparecen grandes capillas albergando a miniaturas de bulto en su interior y cuyo remate, sirve de base para los candelabros de guardabrisas. Menos altura que las esquinas presenta el frente del canasto, dotado de una cartela central y con pequeñas capillas en número de seis que cobijan otros tantos bustos en miniatura.

Todo el conjunto se presenta en color dorado, contando con bastantes elementos de diferentes colores, lo cual dota al conjunto de un gran colorido. Sobre el material con que se pretendía construir la canastilla, tenemos nuestras dudas, pues por el diseño bien podría haberse realizado en madera tallada, dorada y policromada, bien en orfebrería dorada y esmaltes. Los candelabros, que nos recuerdan a los que en la actualidad utiliza el Stmo. Cristo de las Misericordias, parecen diseñados para su ejecución en forja o en orfebrería. Sobre la canastilla aparece un sencillo monte de lirios sobre el que se alza el Crucificado, lo cual nos llama la atención pues no solía el artista representar a las Imágenes para las que realizaba sus diseños.

En definitiva, nos encontramos ante uno de los primeros diseños de quien años más tarde se convertiría en uno de los grandes artistas que supieron darle forma y personalidad a la Semana Santa que ha llegado hasta nuestros días".

Foto e información: Boletín "Mediatrix" nº 67










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.