Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • jueves, 17 de octubre de 2019
  • faltan 171 d燰s para el Domingo de Ramos

Un nuevo Museo en el Centro de Sevilla en el Santo 聲gel


Arte Sacro. Los Carmelitas Descalzos del Santo Ángel se encuentran de enhorabuena, ya que ayer martes, 8 de marzo, si hizo realidad el proyecto cultural de la coronación canónica de la Virgen del Carmen de Cristobal Ramos y que no es otro que la apertura de la Biblioteca-Museo mariano Carmen Coronada.

A las 18 horas fue bendecida por el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo Pelegrina para, posteriormente, procederse a una visita explicada por Fray Juan Dobado.

En el acto, junto al Prior del Santo Ángel, Fray Fco. Javier Jaén Toscano, se dieron cita personas invitadas por la Comunidad Carmelita, como el hermano mayor de la Estrella con su teniente hermano mayor, el hermano mayor de Montserrat o el de los Gitanos, hermandades a las que estos frailes atienden espiritualmente. También estuvo el secretario del Consejo de Cofradías, Carlos López Bravo, el hermano mayor del Carmen del Santo Ángel, Miguel Ángel Perez o Gabriel Ferreras, del IAPH.

La Biblioteca-Museo en datos:

Dar a conocer la espléndida Biblioteca Conventual que atesora en torno a 6000 volúmenes que van desde el siglo XVI hasta nuestros días. Una de las joyas ocultas de la ciudad de Sevilla.

Para ello se ha acondicionado durante ocho meses de obras la sede de la Biblioteca y Museo, descubriendo el edificio original del año 1608.

Consta de tres salas visitables y dos más de lectura y consulta. Se han dedicado a San Juan de la Cruz, Fundador del Convento; a religiosos que tuvieron que ver mucho con este convento, como el P. Columbiano de la Sagrada Familia, fundador de Miriam y gran amante de la Biblioteca, al P. Ismael de Santa Teresita, primer director e incansable propagandista de Miriam y a Fray Humberto de San José, entrañable belenista y sacristán del Santo Ángel; y personalidades relevantes en el mundo mariano como Juan Martínez Alcalde, que comenzó en esta casa sus primeras publicaciones.

Se exponen además más de 200 obras de arte de escultura, pinturas y artes suntuarias de los siglos XV al XX. Obras de arte pertenecientes a la Provincia Ibérica de los Carmelitas Descalzos de España, procedentes de este Convento del Santo Ángel y de otros conventos de la Orden.

Colaboración de particulares que han donado obras al Museo, como el espléndido Belén Napolitano y algunas de las imágenes del Niño Jesús que se pueden contemplar.

Horario de visitas: será de martes a sábado, de 17 a 19 horas, con acceso por la calle Rioja, 23. Los grupos concertarán previamente la visita al Museo.

Proyecto: aún pendiente la conclusión de la Catalogación de la Biblioteca que ya ha comenzado a cargo de la Universidad de Sevilla, de manos de la profesora Carmen Álvarez Márquez y de Pablo Mestre. Después se continuaría con el archivo fotográfico, de estampas, grabados, filatélico, etc.

Logotipo: realizado por Sergio Cornejo que incluye la corona de la Coronación del Carmen, el anagrama mariano y el escudo de la Orden.

Cartelas de las Salas: diseñadas por Gonzalo Carreto, autor igualmente de las fotografías.  Las cartelas pequeñas de cada obra y de las vitrinas se deben al P. Antonio Leal.

Dirección del Museo: estará a cargo del P. Juan Dobado Fernández, Doctor en Historia del Arte, que ha diseñado la distribución, catalogación y selección de las piezas artísticas y la ubicación de la Biblioteca.

SALA I: LA INFANCIA DE JESÚS EN EL CARMELO.

In memoriam de Fray Humberto de San José.

Las vivencias de santa Teresa de Jesús en torno a las fiestas de la Natividad del Señor forman uno de los aspectos devocionales más conocidos de la mística española. Para todos resulta muy familiar la clásica estampa de la santa portando una imagen del Niño Jesús camino de sus fundaciones o componiendo villancicos y coplillas para inundar de alegría las fiestas navideñas. Se conservan el tambor y las castañuelas que ella tocaba. Todos los Carmelos fundados por ella atesoran como una reliquia las imágenes del Niño Jesús que dejó en su fundación. Conocemos los títulos tan entrañables con los que se les denomina en cada convento: “El Mayorazgo”, en Ávila; “El Peregrinito”, en Valladolid; “El Lloroncito”, en Toledo…

La mayoría de los estudios coinciden en que la experiencia teresiana de Jesús Niño constituye el punto de partida de la devoción a las tiernas imágenes del Niño Dios que pueblan los conventos de clausura. Esta pasión por la humanidad del Salvador se ha traducido en las urnas con hermosos niños que pueblan desde entonces los conventos bajo las más bellas y entrañables advocaciones como: “El Reyecito”, “El Galán”, “El Dormidito”, “El del Amor”, “El de las Penas”, “El Afiglido”…

La santa abulense cuidaba especialmente las fiestas marianas, como la búsqueda de posada de María y José, a los que se denomina todavía hoy “Los Peregrinos” en los Carmelos de Teresa. San Juan de la Cruz también destacó en esta devoción a la Infancia de Cristo, así como Santa Teresita y otros santos del Carmelo Descalzo.

En esta sala se pueden contemplar otras obras marianas destacando la espléndida pintura de La Piedad atribuida con fundamento a Luis de Morales “el Divino”. Otras obras se deben a Cristóbal Ramos o Gómez de Sandoval. Se exponen igualmente magníficas piezas de las artes suntuarias, en carey, plata o marfil.

SALA II: BIBLIOTECA MARIANA

In memoriam del Padre Columbiano de la Sagrada Familia.

Este espacio fue construido en 1608 y cumplía la función como Sala de Profundis o Antecoro. Después se convirtió en Biblioteca Conventual o como se denominaba en la Orden: la Librería. Alberga varios miles de volúmenes que van desde principios del siglo XVI hasta nuestros días. Los historiadores de la ciudad han subrayado siempre la pobreza del convento en el que destacaba su extraordinaria biblioteca. Destaca por su colección de temática mariana, espiritualidad, carmelitana, bíblica, teológica y derecho. Un  hecho muy importante es cuando el convento adquiere la librería del Conde Duque de Olivares en 1643, aún se conserva algún libro de su propiedad.

Tras los sucesos de la francesada y la desamortización es un verdadero milagro que se hayan conservado tantos miles de volúmenes procedentes de las dos bibliotecas de la Orden en Sevilla, la del Santo Ángel y la del convento de Los Remedios en Triana. También es de señalar el archivo que contiene documentos autógrafos de Santa Teresa, el Beato Spínola y otras personalidades como Aníbal González o Salvador Dalí.

En esta sala se ha ubicado el Belén Napolitano, formado por casi doscientas figuras, con piezas desde mediados del siglo XX. Ha sido donado una gran parte por bienhechores de la comunidad, unas treinta figuras formaban parte del convento con anterioridad. Igualmente se conservan varios misterios de los siglos XVIII al XX, en talla y terracota.

Entre las imágenes sobresalen la Virgen de los Dolores sedente, posiblemente de autoría italiana, y un Crucifijo de marfil y carey. La imagen de vestir de Santa Teresa de mediados del siglo XVII y algunas tallas atribuidas a Francisco de Ocampo y Pedro Roldán. Muy interesante es el relieve del Eccehomo, de los Hermanos García de Granada. Entre las pinturas destaca una Virgen del Carmen vinculada a Ignacio de Ries.

SALA III: CORO ALTO: VIRGEN DEL CARMEN CORONADA.

In memoriam de San Juan de la Cruz, Fundador del Convento en 1587.

El Coro Alto de la Iglesia del Santo Ángel forma parte de la construcción que inauguró el Cardenal Niño de Guevara en 1608, bajo los diseños de Alonso de Vandelvira. Era el lugar para el rezo del Oficio Divino de la comunidad, de ahí la sillería coral que recuerda el rezo de los frailes. La actual es del siglo XIX. El órgano romántico fue instalado en los años cuarenta del siglo XX, se debe a la fábrica de Juan Dourte de Begoña.

Desde el Coro Alto, con baranda de madera tallada de la segunda mitad del siglo XVIII, se aprecia la elegancia de la arquitectura conventual y los retablos decimonónicos que armonizan perfectamente con estilo clasicista general. Se puede contemplar la serie pictórica del taller de Zurbarán, debida a sus colaboradores los hermanos Polanco, con escenas de los ángeles. Presidiendo la imponente Imagen de la Virgen del Carmen Coronada, obra maestra de Cristóbal Ramos hacia 1780. Fue coronada el 10 de octubre de 2015, esta biblioteca-museo se abre en su honor.

Se pueden observar un conjunto de urnas conventuales con imágenes de diferentes misterios y advocaciones marianas: la del Carmen, llamada “la Palomita”, que salía en las procesiones internas del convento; la Inmaculada, atribuida a La Roldana; la del Rosario, atribuida a Montes de Oca, y otras del Tránsito, del siglo XVII y la Dolorosa, del setecientos. Algunas imágenes del Niño Jesús, entre ellas la más difundida de la Orden, el Milagroso Niño Jesús de Praga, y de San José o el Eccehomo  completan este espacio conventual de gran belleza.

SALA IV: REVISTA MIRIAM.

In memoriam de Fray Ismael de Santa Teresita.

En esta sala se pueden consultar los fondos de numerosas revistas que se reciben en la sede de Miriam como intercambio con la publicación que tiene la sede en este convento. La Revista Miriam se fundó en 1949 por iniciativa del Padre Columbiano de la Sagrada Familia, siendo su director el Padre Ismael de Santa Teresita y uno de sus principales impulsores.

SALA V: SALA DE CONSULTA.

In memoriam de Juan Martínez Alcalde.

Esta sala de consulta alberga numerosas revistas marianas de intercambio y de temática religiosa o de espiritualidad. Está dedicada la sala al gran investigador y difusor de la religiosidad popular mariana Don Juan Martínez Alcalde (1948-2014), insigne hispalense que revalorizó las glorias marianas de la ciudad y que dejó numerosos artículos en la revista Miriam desde la década de los ochenta hasta su reciente fallecimiento. Legó a la biblioteca mariana numerosos volúmenes de su colección.

Fotos: Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medici鏮 de la navegaci鏮 de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.