Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Adviento
  • lunes, 10 de diciembre de 2018
  • faltan 125 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Ejercicio de las Cinco Llagas y Sagrado Descendimiento en la Hermandad de la Soledad de Benacazón


Arte Sacro. Como mandan las Reglas de la Hermandad de la Soledad de Benacazón, y siguiendo con una antiquísima tradición, recuperada en 1995, el mañana sábado 17 de marzo, a las 23:30 h. en la Capilla de la Soledad (sita en la Plaza de la Constitución, 1), tendrá lugar el Ejercicio de las Cinco Llagas y el Sagrado Descendimiento con la imagen del Santísimo Cristo Yacente, uno de los actos más impresionantes de cuantos se celebran en Sevilla y provincia. 

El Descendimiento era una de las ceremonias fundamentales en la Hermandad seguramente desde su fundación, al igual que lo era en la Hermandad de la Soledad de San Lorenzo, fundada en 1557 y de la que, con toda probabilidad, la hermandad benacazonera tomó el modelo de cofradía. 

Realmente no se sabe cuándo se comienza a efectuar la ceremonia del Descendimiento en Benacazón, pero dadas las características del Santísimo Cristo Yacente, articulado en sus extremidades superiores, y la antigüedad del mismo (principios del siglo XVI, perteneciente a la escuela castellana de imaginería y procedente de Toledo), se puede suponer que ésta comenzaría a celebrarse prácticamente desde que se funda la Hermandad en 1584, aunque no tenemos noticias fidedignas.

Lo único que sabemos con cierta seguridad es que la ceremonia se celebraba al anochecer del Viernes Santo en la Plaza donde se encuentra la Capilla, junto con el conocido Sermón de las Cuarenta Horas. Se instalaría una cruz en mitad de la Plaza donde aparecería crucificado el Santísimo Cristo, se procedería a su Descendimiento y sería colocado en las andas en las que realizaría la estación de penitencia. 

Desconocemos también en qué momento esta ceremonia deja de celebrarse, posiblemente a principios del siglo XX por razones que no sabemos, seguramente por considerar los hermanos que este acto se había quedado anticuado. Afortunadamente, en 1995 la Hermandad decidió recuperarlo, pero ya dentro de la Capilla, y celebrándose el Lunes Santo, trasladándose la imagen del Cristo Yacente a su paso procesional. Ya en 2012 la ceremonia deja de celebrarse el Lunes Santo, dado que ese día ya se encontraba en la Capilla también el paso de palio y, dadas las reducidas dimensiones del templo, muchas personas de quedaban sin contemplarlo, y se pasa al sábado anterior al Sábado de Pasión. 

Desde entonces, este acto se realiza con la misma solemnidad y recogimiento con la que se haría hace siglos. Ahora, en lugar del Sermón de las Cuarenta horas, se reza un Vía Crucis y se realiza posteriormente el Ejercicio de las Cinco Llagas. La Capilla está completamente a oscuras, salvo por la luz de algunas velas. El Señor es descendido de la Cruz y llevado hasta las plantas de María Santísima de la Soledad, siendo colocado posteriormente en su paso. Todo ello acompañado por música ambiental. 

La Hermandad cuida al detalle la realización de este acto, uno de los más impresionantes de cuantos se realizan en el pueblo e incluso en el Aljarafe. Se ruega la no asistencia de niños, y está absolutamente prohibido la realización de cualquier vídeo o fotografía durante el acto, dotándolo así de un halo de misterio que no hace más que aumentar su interés.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.