Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el Mes del Rosario
  • domingo, 17 de octubre de 2021
  • faltan 175 días para el Domingo de Ramos

La otra Pasión de Sevilla: Cautivo de Medinaceli y Santa Marina


 Eduardo Fdez. López. Hoy no le vamos a mostrar una imagen, sino dos, y concretamente dos Cautivos, uno antiguo y uno moderno o uno de centro y otro de barrio.

El de barrio el Cristo del Perdón de la Iglesia de Santa Marina al proceder de Sevilla Este, donde fue titular de una asociación de fieles que lo sacó en procesión durante algunos años, llegando incluso a gozar de gran devoción popular.

La Asociación Cristo Rey, Señor del Perdón surgió en Sevilla Este en torno al año 2000 y procesionó durante un par de años con esta imagen, realizada por el imaginero Antonio J. Dubé de Luque en 1998.

La salida procesional la realizaba en un paso de grandes dimensiones por la Urbanización Cortijo Guzmán y alrededores en Sevilla Este, desde su local en la calle Hockey.

 La disolución se produjo por diferentes problemas e irregularidades en el año 2003. Tras la desaparición de esta asociación el escultor recogió la imagen, pues había sido cedida siendo propiedad de Antonio Dubé de Luque. Tras unos meses, a principios del año 2004 el imaginero regaló la imagen a la Hermandad de la Resurrección residiendo actualmente y desde entonces en la Iglesia de Santa Marina.

Respecto a la de centro, ¿quién no ha entrado alguna vez en la Capilla de San José al pasar por la calle Sierpes?, pues allí son muchas las personas que visitan al Cautivo de Medinaceli, aumentando considerablemente las visitas cada Viernes de Cuaresma, como algún día lo hicieron algunas de las personas que aparecen en las fotos colocadas en el cuadro junto a la imagen, pequeñas fotografías que sus devotos han ido colocando allí como promesa para que se le cumplan sus peticiones.

Esta imagen fue realizada tras la guerra civil por Agustín Sánchez Cid a semejanza del Cautivo de Medinaceli de Madrid, escultor algo desconocido en nuestra ciudad, aunque tuvo entre sus manos a señeras imágenes como el Calvario, el Cachorro, el Nazareno del Silencio o el Cristo de la Fundación de los Negritos cuando tuvo que restaurarlas entre otras tras la contienda que marcó un antes y un después en la historia de nuestro pais.

         

 Fotos: Eduardo Fdez. López.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.