Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Pascua
  • viernes, 27 de mayo de 2022
  • faltan 310 días para el Domingo de Ramos

Guillermo Mira meditó en el Stabat Mater de la Hermandad del Cachorro


 Carlos Jordán. La hermandad del Cachorro celebró el pasado sábado, ayer el ya tradicional Stabat Mater, que este año ha estado a cargo de Guillermo Mira Aburrea, Hermano Mayor de San Isidoro. En su conversación con María Stma. del Patrocinio se presentó como un extranjero de los aledaños de la calle Francos, que viene a Triana a rezarle a su madre, que aquí es la misma pero con otra advocación.

Derramó en sus palabras un amor incondicional al barrio de más allá del Guadalquivir, y aprovechó la cercanía del florecimiento del azahar para describir cómo la primavera sorprende un año más a Sevilla, y cómo se cuela por cada uno de los rincones de sus barrios, con un colorido que ni el pintor más realista podría plasmar en su obra.

También encontraron en su discurso un lugar muy preciado el resto de las Corporaciones del Viernes Santo, para las cuales pidió la intercesión de la Virgen del Patrocinio, para que nunca perdieran la comunión y la fraternidad que tan bellamente las une. Y especialmente destacó dos obras sociales en el seno de las hermandades del Cachorro y de La O: la acogida de niños bielorrusos ("que vienen con su rubia sonrisa a alegrarnos el verano") y el Proyecto Esperanza y Vida que la Fundación Virgen de la O pone al servicio de mujeres embarazadas que por su situación económica o social tienen problemas para dar a luz y criar a sus hijos. Tras el acto comenzó el Besamanos a la Virgen del Patrocinio, que se prolongará durante todo el día de hoy.

Fotos: Carlos Jordán González

 










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.