Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • lunes, 21 de octubre de 2019
  • faltan 167 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Histórico y extraordinario traslado del Santísimo Cristo Amarrado a la Columna en Estepa


Manuel Pinto Montero. La Archicofradía de Paz y Caridad de Estepa ha vivido un intenso fin de semana con motivo de la celebración del VI Encuentro Nacional de Hermandades de la Flagelación de Cristo, siendo la Hermandad estepeña la anfitriona en esta edición. En la tarde del viernes 13 de junio se inició el encuentro con la inauguración de la exposición “y Pilatos lo mandó azotar”, extendiéndose durante toda la jornada del sábado con interesantes conferencias  junto a visitas a la bella localidad serrana. La Conferencia inaugural estuvo presidida por el Arzobispo de Sevilla, D. Juan José Asenjo Pelegrina. Estas conferencias pudieron ser seguidas por todo el mundo a través de internet.

Pero sin duda el día más esperado por todo el pueblo de Estepa y por la Archicofradía fue el domingo 15 de junio, jornada en el que el Santísimo Cristo Amarrado a la Columna fue trasladado a la Plaza del Carmen para presidir la Eucaristía que daba por finalizado este Encuentro. La Parroquia de los Remedios se convirtió, con las primeras luces del día, en un auténtico punto de peregrinación, donde todo el pueblo estepeño esperaba la salida del Santo Cristo.

A las siete de la mañana comenzaba a salir el largo cortejo que acompañaba al Señor en esta histórica jornada. Poco a poco el Señor abandonaba su Iglesia de los Remedios cuando los primeros compases de la Agrupación Musical Paz y Caridad de Estepa sonaban en pleno corazón del barrio churretero. La bellísima imagen del Santísimo Cristo Amarrado a la Columna es obra de Andrés de Carvajal y Campos, escultor antequerano del siglo XVIII. El Santo Cristo fue portado en su paso, de madera tallada y dorada, alumbrado por seis candelabros de guardabrisas, junto al misterio con el que realiza Estación de Penitencia cada tarde del Jueves Santo.

Con paso lento el Santo Cristo abandonaba su barrio churretero por unas horas, procesionando por calles y plaza por donde no es habitual su presencia. Lugares emblemáticos y bellos de Estepa como la Plaza del Llanete o la calle Humilladero, donde el sentimiento afloraba por momentos, con chicotas hermosas y “levantá” al cielo por vecinos y hermanos de la Archicofradía. El Santo Cristo bendecía cada casa por la pasaba, donde sus devotos lo esperaban emocionados. Muchos fueron los recuerdos a esos hermanos mayores que han hecho posible la actual Archicofradía de Paz y Caridad de Estepa.

El sol poco a poco fue ganando terreno a la luna, que en los primero metros era testigo de la devoción de Estepa al Santo Cristo. Desde la sierra el sol bajaría para iluminar al Señor cuando llegaba a la calle Molinos. Lentamente su cuadrilla de costaleros lo portaba, y a ellos se le unió la cuadrilla de costaleros del paso de Jesús Nazareno de Estepa. Dos cuadrillas unidas bajo unas mismas trabajaderas.

La Santísima Virgen del Carmen fue testigo de la llegada del Señor a la plaza del Carmen. Con todo dispuesto se inició la Sagrada Eucaristía. Las distintas Hermandades que en estos días han estado presentes en el Encuentro participaban de la misma. Una vez finalizaba la misa, el Santo Cristo regresaba a su barrio churretero. Lo hacía bajo un intenso calor, pero que no hizo en ningún momento que su pueblo lo abandonara.

Sin duda fue un gran día que quedará guardado en los corazones de los hermanos de la Archicofradía y de todo el pueblo de Estepa que contempló, en una hermosa mañana, a su Santo Cristo por las calles de su pueblo.

Fotos: Manuel Pinto Montero.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.