Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • jueves, 30 de junio de 2022
  • faltan 276 días para el Domingo de Ramos

Jubiloso comienzo de noviembre con la Virgen del Rosario de Feria a Triana


Francisco Santiago. Son ya varios elementos comunes los que unen a las dos Dolorosas que el pasado sábado 1 de octubre se vieron cara a cara en Triana. Ambas son tallas anónimas, ambas tienen una gran devoción, ambas tienen pequeñas capillas en barrios emblemáticos y ambas fueron coronadas el 31 de octubre.

Y desde este día también les une esta misa que compartieron las Hermandades de Monte-Sión y La Estrella en el barrio de Triana, donde la calle San Jacinto fue a la vez Domingo Ramos y Jueves Santo.

La Hermandad del Rosario avanzaba por el centro histórico en los estertores de la noche, donde el negro tornaba en azul oscuro y que, conforme se acercaba a Reyes Católicos, iba creciendo el número de acompañantes.

Los sones del Grupo de Campanilleros “Amigos de la Navidad” llevaron los canticos por toda la ciudad, mientras que la potente voz de Fray Ricardo, al que no le hace falga megáfono, iba rezando las estaciones.

Muchas caras conocidas entre el cortejo y por fuera del mismo, hasta tres miembros del Consejo participaron en el traslado (Secretario, Delegado Domingo Ramos y Delegado del Jueves) y muchos otros cofrades y amigos se iban añadiendo a la comitiva, donde el puente de Triana fue el momento culmen de la ida con la expectación de hacer la foto histórica: “la primera vez que la Dolorosa de Feria cruzaba el Puente hacia Triana”.

En el comienzo de la calle San Jacinto, la Hermandad de la Estrella de unía al cortejo, tanto con la representación de los miembros de junta, como la chavalería que conforma su escolanía. Ya en la Capilla, donde el palio de andas entró más tarde de lo previsto, comenzó la misa oficiada por Marcelino Manzano Vilches y concelebrada por Fray Ricardo de Córdoba.  

Tras la misma, ambas corporaciones se hicieron sendos regalos por este acto y Marcelino Manzano quiso cobrar su estipendio indicando a la Hermandad de Monte-Sión que el año que viene, la Virgen del Rosario en sus Misterios Dolorosos fuera a visitar la parroquia de San Vicente.

Igualmente, el hermano mayor de la Estrella pidió perdón a los hermanos de Monte-Sión que no habían podido sentarse o entrar en la Capilla por el reducido espacio, cerrando el Salve Madre el culto religioso y preparándose el cortejo para volver a la calle Feria.

 

 

Tras dejar el Altozano, la Virgen saludo a la Hermandad del Carmen del Puente, cuya junta de gobierno la esperaba con estandarte y varas en las puertas, siendo el Puente de Triana la alfombra extendida para que el cortejo abandonara Triana.

Fotos: Francisco Santiago / Mariano Ruesga Osuna / Javi Jiménez / Fran Granado/Juan Alberto García Acevedo.

Más fotos










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.