Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Pascua
  • domingo, 19 de mayo de 2024
  • faltan 329 días para el Domingo de Ramos

Opinión. Los “sacapasos”, esperpento en los Negritos. Julio Jiménez.


Tras lo que ha pasado hace unos días en la hermandad de los negros de Sevilla, me gustaría hacer una breve reflexión sobre la postura que ha tomado la junta de gobierno y sobre todo la decisión en la que se postulan los costaleros que se han marchado.

Ciertamente la decisión de  un cabildo de oficiales es soberana, es inamovible, pero esto no quita que la decisión pueda ser drástica e injusta. La hermandad de los Negritos, aunque no lo haya reconocido abiertamente, ha obligado a todos sus costaleros a hacerse hermanos de la hermandad, para seguir disfrutando los Jueves Santo bajo sus pasos. Pero las expresiones que se utilizaron en la igualá fueron: se ruega, se pide… Pero claro, se ruega que os hagáis hermanos, pero sino, os vais. Que baje Dios y diga si eso no es obligar.

La verdad es que el ambiente se fue caldeando cada vez más, estaba claro que la hermandad no quería ningún problema, pero los costaleros que llevaban años bajo los pasos, cuando no había ningún hermano para sacar a las imágenes, tenían algo que decir, y básicamente expresaron los siguiente interrogantes: “¿Dónde estaban los hermanos cuando esto iba y volvía de la catedral con 20 COSTALEROS? si no queréis un respaldo económico y buscáis que debajo solo haya devoción por las imágenes, ¿por qué la decisión que tomáis no es que a partir de ahora solo entran hermanos de toda la vida? Porque obligar al que está debajo y al que entra en la cuadrilla a hacerse hermano, queráis reconocerlo o no, es hacer caja...” Esa es la opinión de los que se marchan, que cada uno saque sus propias conclusiones.

El punto más álgido se produjo cuando, un miembro de junta le dijo a los costaleros, cuando se iban por la puerta, la tan despectiva, para algunos, palabra compuesta llamada, “sacapasos”. Estimado miembro de junta de la hermandad de los negros de Sevilla, quiero puntualizarle dos cosas, que parece mentira que con su larga trayectoria en el mundo de las cofradías no sepa: en primer lugar decirle que el concepto de cuadrillas de hermanos de costaleros en Sevilla es una media verdad. En esta grandiosa ciudad, desgraciadamente, hermandades con un tirón fuerte de costaleros hermanos, esté el capataz que esté, y preparados para meterse debajo, son muy pocas, muy muy pocas. Y en segundo lugar decirle que si no es por los “sacapasos” y la tan mal vista, últimamente, afición al costal, en esta ciudad  no saldrían a la calle un gran número de cofradías en Semana Santa, quizás, entre ellas la suya. Ni por supuesto, el noventa por ciento de las hermandades de gloria, por no decir todas.

En definitiva ese boom del costal que critican, en este caso miembros de junta de hermandades y cofrades en general, algunos dicen que los aficionados a esto son “cortitos de mente”, son personas que se amparan en que debajo de los pasos hay que meterse sólo por devoción, pero sin embargo en la figura del “sacapasos” están viendo una mina oro para que salgan las cuentas más que boyantes al final del curso, pensarán: “cuantos más sacapasos haya, más vendrán a meterse debajo de mis imágenes y más hermanos haremos”. Pero esos señores que van a pedir sitio a su cofradía, la mayoría, van por AFICIÓN, la gran palabra mágica. Qué paradoja, critican al aficionado por una moral sin bases, pero lo desean por economía, que al final, como no podía ser de otra forma, es la que manda, ¡Ay! El dinero... Por último, me gustaría puntualizar algo, que quizás sea lo más importante, la afición al mundo del costal no queda exenta de fe. Que no olvide nadie esto, puede gustar el costal y la trabajadera y no dejar de tener presente que encima de los pasos van el Señor y su bendita Madre. 

Diálogo relacionado: 28/02/2009- Diálogos de 'Cuaresma' en la calle. Monográfico a Gámez Laserna, Pregón en el Tranvía, correos recibidos, escuchas y por ahora sin pregonero. K-pirote.

Foto: Francisco Santiago.

Nota: Arte Sacro no se hace responsable de la opinión vertida por sus colaboradores.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.