Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Glorias
  • lunes, 23 de septiembre de 2019
  • faltan 195 días para el Domingo de Ramos

Martín Nieto presenta hoy en el Gran Poder el nuevo Cristo de la Caridad de Calatayud


Arte Sacro. La sala del tesoro viejo de la Basílica del Gran Poder acogerá esta tarde la presentación del Cristo de la Caridad, la última obra del escultor moronense Manuel Martín Nieto, que recibirá culto en el municipio zaragozano de Calatayud.

Nuestro Padre Jesús de la Caridad, que con esta advocación será bendecida en tierras mañas, será titular de la hermandad de Los Estudiantes, que reside en el Colegio de Santa Ana de Calatayud.

La talla, neobarroca, de 1,85 metros, combina su gran envergadura y una portentosa zancada con la fuerza de su mirada. A su vez, posee un rostro sereno,  que evoca la resignación y la mansedumbre al cargar con los pecados a través de la cruz.

La presentación tendrá lugar a las 18:00 horas, durante el transcurso de un acto en el que participarán el hermano mayor del Gran Poder, Félix Ríos; el hermano mayor de Los Estudiantes de Calatayud, Juan José Ceamanos y el propio escultor, Manuel Martín Nieto.

Detalles

Nuestro Padre Jesús de la Caridad, aunque aparezca vestido, tiene todo su cuerpo anatomizado. Está tallado íntegramente en madera noble de Cedro Real, incluyendo la peana que imita las piedras de la vía dolorosa.

La imagen, que cuyas manos expresan la fuerza y tensión vivida por el Nazareno, muestra todo tipo de detalles en los tendones, venas y articulaciones.

El cabello y barba del Señor están muy elaborados tras un profundo estudio. El rostro queda enmarcado con dos pronunciados mechones para que la vista del fiel se centre en su mirada.

La cruz, que también esta tallada íntegramente en madera de cedro real, y completamente ahuecada para que el peso no dañe la propia imagen, se ha representado con nudos de la propia madera, con el veteado de la corteza, pintada con tintes naturales y ceras para que el aspecto sea lo más natural posible. Cabe destacar que la cruz la soporta la imagen de Ntro. Padre Jesús de la Caridad en su hombro derecho, algo atípico en este tipo de iconografía.

La imagen ha sido policromada, íntegramente al óleo, sin utilizar ningún tipo de pinturas sintéticas ni acrílicas, al modo de los grandes maestros encarnadores.

Debajo de la túnica, la talla muestra una interesante profusión de señales propias de la pasión: los flagelos, hematomas, las rodillas ensangrentadas de sus caídas, vísceras y magulladuras en los pies descalzos y sufrientes etc.

En las sienes y frente aparecen las heridas propias de la coronación de espinas de las cuales emanan sangre

Fotos: Jorge Cabrera










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.