Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Estival
  • martes, 20 de agosto de 2019
  • faltan 229 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Nuestra Señora de Consolación de Carrión de los Céspedes regresó a su Ermita tras acompañar al Santísimo en la Festividad del Corpus Christi


Manuel Pinto Montero. La Santísima Virgen de Consolación procesionó la noche del pasado viernes por las engalanadas calles de Carrión de los Céspedes tras la celebración de la Festividad del Corpus Christi. En esta ocasión tuvo lugar el traslado de la Virgen de Consolación hasta su Ermita donde es venerada por todos sus devotos.

Nuestra Señora de Consolación, obra anónima del siglo XVI, regresó a su Ermita una vez finalizada la Eucaristía celebrada en el Templo Parroquial de San Martín. Procesiona la Santísima Virgen en su paso de plata, alumbrada por altos candelabros de guardabrisas y exornada con rosas blancas. En esta gloriosa procesión lució la Virgen saya blanca bordada y manto blanco bordado. En su mano izquierda sostiene el Santísimo Niño que luce túnica blanca bordada y en su mano derecha porta cetro y un barquito de oro. A sus pies media luna y el Bastón de Mando de la localidad.

Con el repique de campanas y el estallido de cohetes se inició la procesión entre el fervor de una multitud que la vitoreaba al asormarse a la Plaza de la Iglesia. Ya de madrugada, atravesando los numerosos arcos alumbrados que engalanan las calles de su pueblo, la Virgen de Consolación entraba en su Ermita donde aguardará la llegada de sus cultos de septiembre.

Fotos: Manuel Pinto Montero.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.