Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes de los Difuntos
  • domingo, 17 de noviembre de 2019
  • faltan 140 días para el Domingo de Ramos

Solemnísimo acto eucarístico y de desagravio a cargo de las Hermandades Sacramentales celebrado este domingo en la Parroquia del Sagrario


Arte Sacro. Este pasado domingo, festividad de San Sebastián, devoción estrechamente ligada a las Hermandades Sacramentales, y organizado por la Archicofradía Sacramental del Sagrario, se celebró el anual acto eucarístico conjunto y rotatorio, de las Hermandades Sacramentales no fusionadas, radicadas en las Parroquias del Sagrario, Santa María Magdalena, San Ildefonso, San Pedro Apóstol, Santísimo Redentor, San Gil y Santísimo Corpus Christi, las cuales fueron representadas por la totalidad de sus hermanos mayores. El Consejo de Hermandades estuvo a su vez representado por su Presidente, Francisco Vélez de Luna y un gran número de miembros de la Junta Superior del mismo.

Además de los anteriores, asistieron un gran número de hermanos mayores, promotores sacramentales y otros miembros de juntas de gobierno de hermandades, tanto sacramentales como las que no ostentan dicho título, pero que tienen en la Eucaristía nexo común y guía.

La solemne ceremonia fue concelebrada junto con el clero parroquial y presidida por Juan José Asenjo Pelegrina, el cual en su homilía animó a un gran número de asistentes participantes, a imbuirse en un verdadero espíritu de conversión, apoyado este en el sacrificio personal y sobre todos en la oración, siendo para ello todas nuestras corporaciones eucarísticas, fusionadas o no, vehículo idóneo de acercamiento a dicho sacramento, donde nos encontramos a Dios real y verdaderamente. Igualmente animó a los presentes a rogar al Stmo. por un ecumenismo efectivo a fin de conseguir la deseada unidad de todos los cristianos.

Con posterioridad, por parte del Presidente de la Archicofradía del Sagrario, se manifestó el acto desagravio, concluyendo la ceremonia con la solemnísima procesión claustral con el Santísimo, por las naves del trascoro de la Catedral, acompañados por los numerosos fieles que llenaron el templo parroquial, bendición y reserva.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.