Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Cuaresma
  • lunes, 08 de marzo de 2021
  • faltan 20 días para el Domingo de Ramos

Del 2 al 9 de marzo, el Salón del Apeadero acogerá la restauración y nuevos bordados del palio de la Hermandad de Jesús Despojado


 Arte Sacro. Durante los días 2 al 9 de marzo, el Salón del Apeadero del Ayuntamiento de Sevilla, acogerá las nuevas bambalinas del paso de palio de la Hermandad de Jesús Despojado, así como las bambalinas interiores y el techo de palio restauradas, siendo todos los trabajos del taller de Grande de León.

En el informe técnico del estado de conservación y el proceso de restauración seguido por el taller de José Antonio Grande de León en el  pasado a nuevo terciopelo de las bambalinas y del techo de palio de Mª Stma. De los Dolores y Misericordia, respecto a la  restauraciones han enfrentado a una obra de gran envergadura por el lamentable estado de conservación en que se encontraba la pieza a su llegada al taller, lo que ha  requerido una intervención lenta y minuciosa, que ha respetado siempre el máximo posible la obra original y que una vez concluida devolverá el esplendor perdido a esta obra de arte. El proceso de restauración ha consistido en:

 -parada  del deterioro
-restauración de todas las piezas
-sustitución  del tejido que servía de soporte al palio
-realización de un nuevo juego de bambalinas exteriores acordes en diseño y estilo a las interiores
-sustitución del techo de madera (que se encuentra en mal estado y descuadrado)
-sustitución del juego de cordones y de bellotas por otro de más calidad (ya que el juego de bellotas que poseía provenían del primitivo palio liso de la Virgen de la Cabeza y no era acorde en calidad al palio).

Al tratarse de bambalinas interiores el bordado del palio no tiene mucho volumen, a excepción de la Gloria, los tres ángeles y las ocho piezas más grandes del techo que sí poseen más volumen y riqueza Los hilos de oro que se utilizaron para hacerlo son la muestra, que aparece en la mayoría de las piezas, el torzal y el moteado, que aparece en muy pocas ocasiones y los puntos zetillo, ladrillo y puntita. Las cartulinas sólo aparecen en la orla de la Gloria y la hojilla sólo aparece tejida en algunas piezas del techo.

Estado de conservación

 El estado de conservación del palio era muy preocupante, encontrándose importantes deterioros, que eran apreciables a simple vista y que hacían necesaria su  pronta restauración. De no haber sido así el palio no podría haber seguido procesionando porque los bordados se habrían terminado perdiendo. En el estado que el palio llegó al taller se podía apreciar los siguientes aspectos:

-Suciedad generalizada del bordado y pérdida en un alto porcentaje del soporte textil, en este caso terciopelo

-Graves manchas de humedad en el techo que habian repercutido muy negativamente en el estado de conservación de los bordados.

-Multitud de elementos metálicos como tachuelas, puntillas y grapas completamente oxidadas, que sujetaban atravesando las piezas bordadas de la Gloria al marco de madera y unían la tela a este por todo el centro del techo, con el consiguiente deterioro, desgarros y gran cantidad de señales de óxido y humedad en todo el contorno.

-Algunas piezas estaban muy deterioradas por el paso de los años y han sido imposibles de restaurar, cambiando por otras nuevas solo las estrictamente necesarias.

-Muchas piezas necesitaban ser repasadas, perfiladas y enriquecidas de nuevo con lentejuelas de oro.

-Roces, hilos saltados y deterioro generalizado, que se apreciaba con un exhaustivo estudio visual. 

-La Gloria del techo de palio se encontraba en muy mal estado, muy deslucida y oscura, se ha restaurado y repasado sobre la misma preparación que traía, con agujas especiales, eliminando el fondo bordado de la cruz que estaba totalmente suelto y perdido, salvando todo lo posible de las cartulinas y de las distintas piezas que forman la orla.

-Los tres ángeles también se encontraban en muy mal estado de conservación y se han restaurado sobre la preparación, con agujas especiales, salvando las alas completas y parte del pelo, y teniendo que cambiar el hilo con el que iban tejidas las caritas por otro nuevo de la misma calidad y grosor, al encontrarse el hilo totalmente podrido y desprendido, siempre respetando el modelo original.

Limpieza y Restauración

Los materiales empleados tanto para esta restauración como para la realización de las nuevas bambalinas, son materiales de primera calidad, es decir oro fino.

Después de una primera limpieza, se sacó el dibujo exacto de la pieza, para que una vez restaurada no cambiara absolutamente en nada.

Han sido las fases más importantes, más largas y más laboriosas, ya que en restaurar todas las piezas se ha empleado más de un año de trabajo continuo. El proceso  consistió primero en limpiar bien pieza a pieza (siempre con productos naturales que no afectaran en nada al hilo de oro) y una vez limpias, eliminamos de estas todas las pasadas que estuvieran en mal estado o tuvieran hilos saltados, que eran prácticamente todas.

Montaje

Terminado el trabajo de restauración de las bambalinas y el techo y realizadas las cuatro nuevas, se pasó al proceso de montaje, para el que se forraron las bambalinas una con otra, se le colocaron  los flecos de bellotas en el borde y  se adaptaron tanto las bambalinas como el techo de palio a la nuevas cresterías y a la nueva estructura de madera.

Las Nuevas Bambalinas

Las nuevas bambalinas están pensadas desde su primer boceto en papel para el paso de palio de Mª Stma. De los Dolores y Misericordia. Al pasar el dibujo a su tamaño natural ha ganado mucho en matices, el diseño definitivo está totalmente adaptado a los bordados del siglo XIX,  se ha estudiado la forma de cada pieza y de cada motivo ornamental, no queriendo en ningún momento buscar parecido con el palio de la Carretería, ni con ningún otro palio de Sevilla, sino queriendo hacer un palio personal sobre todo en el arranque de su bambalina lateral desde el centro siendo las cinco puntas diferentes.

Como en la mayoría de los palios de la época las bambalinas exteriores eran de cardos, con el escudo corporativo sobre cartela de oro y en  las bambalinas interiores se mezclaban los cardos con líneas geométricas, esto podemos comprobarlo en un palio coetáneo a este como era el de la Macarena, hoy propiedad de la Estrella.

Las técnicas empleadas en la realización del bordado de las bambalinas, son las mismas que se utilizaban en el siglo XIX , en el tamaño de las piezas, en la forma de estas, en los puntos y en los hilos utilizados para bordarlas.

Al día de hoy están tejidas todas las piezas bordadas de las nuevas bambalinas, un total de 624 piezas bordadas, en las que se han utilizado todo tipo de puntos, zetillo, ladrillo, ladrillo doble, media onda, puntita, puntita doble, mosqueta y muestra armada.

En el palio destacará la riqueza de los bordados por el trabajo minucioso de cada pieza, de las flores de cardo, de la hojilla y de las cartulinas  y de los escamados de lentejuelas de oro que presentará cada bambalina.

Una vez terminado el bordado del palio y unidas las bambalinas exteriores con las interiores parecerá que siempre han formado parte del mismo conjunto, que el palio desde su origen siempre fue así, a no ser por el color que lógicamente será más brillante en las bambalinas exteriores al ser nuevas, pero que al cabo de no muchos años se irá tornando del mismo tono.

Satisfacción

Como culminación a estos trabajos podemos asegurarles que la Hermandad ha quedado muy satisfecha con estos trabajos realizados por Grande de León, habiendo realizado un seguimiento del mismo y habiendo depositado toda su confianza en el joven bordador, asegurándoles que la exposición del Apeadero será todo un acontecimiento.

Fotos: Francisco Santiago 










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.