Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • miércoles, 28 de junio de 2017
  • faltan 270 días para el Domingo de Ramos

El almanaque de Sevilla rompió todas las expectativas


 Francisco Santiago. Tenemos que investigar cual es la fórmula del éxito de la editorial Jirones de azul, que todo lo que publica se convierte en éxito.

En esta ocasión y como ya va siendo habitual, la presentación de este magno libro de Manuel Jesús Roldán, “El Almanaque de Sevilla”, se convirtió en todo un acontecimiento popular, y no sólo ya por el gran número de asistentes que abarrotaron el inmenso salón del Hotel Alfonso XIII, sino porque sabíamos que dicho acto sería mucho más que una simple introducción a la compra de un libro.

Los que tuvimos la suerte de asistir, nos encontramos con un programa en directo donde Cristóbal Cervantes, mente creadora de aquel primer almanaque radiofónico, entrevistaba de forma locuaz, inteligente y épica en contenidos al autor.

Si mordaz y audaz fue esta primera intervención, el paso lingüístico a Paco Robles volvió a llenar el recinto de eso que tantas veces echamos en falta, el humor y la sonrisa por encima de crisis y noticias amargantes.

La conclusión, la puso el propio autor del libro, que de manera contundente los llevó no sólo a comprender el por qué muchos de sus alumnos estaban allí presentes, sino a entender que ser Historiador, presentador, escritor y “buena gente” (con los típicos rancionerismos robledianos) nos deleitó con momentos únicos que, sumados a sus predecesores, nos hicieron pasar una noche mágica y calurosa, a pesar de lo gélido de la noche.

Evocaciones de Rodríguez Buzón, vivencias de otros tiempos, tiempos verbales, frases y hasta rimas  de agua mineral (entre otras) hicieron brotar risas y aplausos en multitud de ocasiones, convirtiendo el salón en un teatro donde el sainete fue el plato fuerte servido antes de la cola que se formó para la firma de libros.

Felicidades a Jirones de Azul (a los ángeles y a charley), a Manuel Jesús por recordarnos tanto dentro como fuera del libro, a Paco y Cristóbal por el talento satírico. En resumen, un acto grande para un conjunto editorial y humano de magnitudes sobresalientes. 

Fotos: Francisco Santiago







Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.