Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Adviento
  • miércoles, 30 de noviembre de 2022
  • faltan 123 días para el Domingo de Ramos

El Vaticano. Jesús Luengo Mena


 En artículos anteriores hemos visto como se gobierna la Iglesia católica. Ahora abordamos, en una serie de artículos, la propia ciudad del vaticano, su administración, sus edificios y datos principales.

El Vaticano -cuyo nombre procede del latín vate (poeta) con lo cual significaría "lugar de poetas"- es una entidad soberana de derecho público internacional. No hay que confundir el Estado de la Ciudad del Vaticano con la Santa Sede, que es el órgano soberano de la Iglesia Católica. En su solar estaba el circo privado del emperador Nerón, donde fue martirizado, muerto y sepultado San Pedro y muchos de los primeros mártires romanos. Su bandera tiene dos campos iguales, divididos en vertical: uno amarillo (el más cercano al asta) y otro blanco, que tiene en el centro la tiara sobre las llaves de San Pedro. Los límites de la ciudad fueron establecidos en los Pactos Lateranenses de once de febrero de 1929 entre el Papa y el dictador Benito Mussolini.

La extensión es de menos de medio kilómetro cuadrado (44 hectáreas) y una población de 600 habitantes. Su idioma oficial es el latín, aunque se habla italiano.

Su forma de gobierno es de monarquía electiva vitalicia. El Papa personalmente –o por delegación suya, la Pontificia Comisión para el Estado de la Ciudad del Vaticano, presidida por un cardenal– decreta las disposiciones legislativas necesarias para su gobierno. El jefe del estado es el Sumo Pontífice, al que le corresponden la plenitud de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial. No existe la nacionalidad vaticana, sino la ciudadanía vaticana: unas 350 personas. El poder judicial tiene diversos órganos, que ejercen sus funciones en nombre del Pontífice: un Juez Único; un Tribunal de primera instancia; un Tribunal de Apelación; y una Corte de Casación.

En cuanto a su administración,  el Vaticano emite moneda propia de curso legal, por acuerdo con la UE usa el euro, aunque casi todas las monedas que emite van a coleccionistas;  una sigla internacional: V; y matrículas de vehículos de dos tipos:  SCV: Vehículos del Estado Vaticano dedicados a tareas internas y vehículos de representación de la Curia Romana. El automóvil oficial del Papa lleva la matrícula SCV 1; CV: Vehículos de uso privado autorizados, de ciudadanos vaticanos y jefes de Dicasterio. La seguridad está confiada al Cuerpo de vigilancia y a la Guardia Suiza Pontificia.

La ciudad del Vaticano cuenta con los siguientes edificios:

La basílica y Plaza de San Pedro (a la que dedicaremos un próximo artículo)

El Palacio Apostólico. Tiene tres pisos: En el primer piso están las oficinas del Secretario de Estado. En el segundo piso están las famosas galerías, grandes salas de paso o loggias pintadas por Rafael Sanzio, entre las trece salas oficiales del Papa: la Sala del Consistorio; la Sala Clementina; y la Biblioteca del Pontífice (donde suele recibir a las grandes personalidades). En el tercer piso está el apartamento privado donde reside el Papa: capilla privada (en el extremo más cercano a la iglesia de santa Ana, dentro del recinto vaticano), antesala, salón, dos despachos, comedor, dormitorio y terraza.

La capilla Sixtina. Se llama Sixtina en recuerdo del Papa que la mandó construir: Sixto IV. Está decorada con pinturas de Miguel ángel que son una síntesis de la Historia de la Salvación del hombre por Dios, desde la Creación al Juicio Final. En ella se celebran los cónclaves para la elección de un nuevo Papa. Las pinturas de Miguel Ángel fueron restauradas durante catorce años en el pontificado de Juan Pablo II. Entre 1980 y 1990 se limpiaron las pinturas al fresco de la Creación y entre 1990 y 1994 los del Juicio Final, devolviéndoles el colorido original.

El Aula Pablo VI. Magnífico edificio de arquitectura moderna, construido por el arquitecto italiano Pier Luigi Nervi. La mandó construir Pablo VI en 1964. La representación escultórica del Resucitado, en el frontal del Aula es de una extraordinaria belleza y plasticidad. Tiene un aforo de 6.726 visitantes sentados o 12.000 de pie. Se utiliza para audiencias a grupos de diócesis y parroquias; para audiencias a congresistas, como la que tiene lugar todos los años durante Semana Santa a los participantes del Congreso Universitario UNIV; para conciertos de música -como el de Navidad-; etc.  Cuenta con dos salas más: una, de 350 butacas, para la celebración de Sínodos y otra, para recibir a pequeños grupos.

La Biblioteca Apostólica Vaticana. Su creación data del siglo IV, para la Curia Romana. Contiene más de un millón de libros, 70.000 volúmenes manuscritos, más de 100.000 grabados, mapas y documentos. Su gran impulsor fue el Papa Sixto IV, en el siglo XI.

Los museos vaticanos. Son un conjunto de museos. Los más conocidos son: el Museo Egipcio; el Museo Chiaramonti; el Museo Pío Clementino; el Museo Etrusco; las Galerías de los vasos, de los candeladros, de los mapas. Los salones de San Pío X (capilla y estancias); la Sala de la victoria de Juan III Sobieski, rey de Polonia; la Sala de la Inmaculada; la Capilla de Urbano VIII; las estancias y Logias de Rafael, los salones de los Borja; la capilla Sixtina; el Museo de Arte Religioso Moderno; el Museo Gregoriano Profano; el Museo Pío Cristiano; el Museo Misionero y Etnológico, etc.

Además, en la ciudad del Vaticano están  los Jardines del Vaticano; Santa Marta (el hotel del Vaticano);  un monasterio de monjas de clausura Mater Ecclesiae; la Farmacia Vaticana; Dispensario Pediátrico Vaticano y el Almacén Privado del Santo Padre.

Fotos: Francisco Santiago










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.