Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Pascua
  • domingo, 21 de abril de 2024
  • faltan 357 días para el Domingo de Ramos

Provincia. La Hermandad del Rocío de Lebrija peregrinó hasta la Aldea almonteña en su Cincuentenario


Manuel Pinto Montero. Los sones de la flauta y el tamboril llenaron las calles de Lebrija la tarde del pasado viernes cuando tras la misa de romeros celebrada en el Templo Parroquial de Nuestra Señora de la Oliva los romeros lebrijanos iniciaron su camino hasta la Aldea del Rocío en una peregrinación extraordinaria con motivo del Cincuentenario Fundacional.

La Hermandad ha preparado diversos actos a lo largo del año para conmemorar sus primeros cincuenta años y uno de los más especiales ha sido el camino hasta el Rocío en pleno invierno. Para esta ocasión la Hermandad recuperaba su carreta de flores de papel con la que peregrinó en los primeros años. Esta carreta estuvo tirada por bueyes y no por mulos como es habitual en la Hermandad.

Cercana a las cuatro de la tarde el bendito simpecado, bordado por un grupo de hermanos bajo la supervisión de Antonio López Salguero y con diseño de Manuel Naranjo, fue entronizado en la carreta mientras sonaban sevillanas de recuerdos de los primeros caminos. El Simpecado fue bendecido el 5 de mayo de 1996 peregrinando por vez primera en ese mismo año. Sobre el terciopelo morado bordado se encuentro un lienzo de la Virgen del Rocío obra de José Manuel Hermosín.

La Hermandad del Rocío de Lebrija fue fundada el 25 de abril de 1977 y ocupa el número 49 entre las Hermandades filiales. La Hermandad del Rocío de Huelva fue su madrina. En esta peregrinación extraordinaria recorrió las calles del centro de Lebrija buscando el camino del Rocío. En su peregrinar visitó a las Hermanas de la Cruz y el Ayuntamiento lebrijano. El sábado atravesaría Coria y su barcaza hasta llegar al Rocío el domingo.

El 28 de febrero tendrá lugar la Misa en la Ermita de Nuestra Señora del Rocío que cerrará un camino especial para los lebrijanos que ya esperan y sueñan con volver a los caminos con su carreta y sus mulos para postrarse, como lo hacen desde hace cincuenta años, a los pies la Blanca Paloma.

Rocio._Lebrija__198___Copiar_.JPGRocio._Lebrija__20___Copiar_.JPG

Rocio._Lebrija__244___Copiar_.JPGRocio._Lebrija__159___Copiar_.JPG

Rocio._Lebrija__201___Copiar_.JPGRocio._Lebrija__4___Copiar_.JPG

Rocio._Lebrija__180___Copiar_.JPGRocio._Lebrija__253___Copiar_.JPG

Rocio._Lebrija__236___Copiar_.JPGRocio._Lebrija__68___Copiar_.JPG

Rocio._Lebrija__125___Copiar_.JPGRocio._Lebrija__205___Copiar__1.JPG

Rocio._Lebrija__79___Copiar_.JPGRocio._Lebrija__141___Copiar_.JPG

Rocio._Lebrija__69___Copiar_.JPGRocio._Lebrija__99___Copiar_.JPG

Rocio._Lebrija__122___Copiar_.JPGRocio._Lebrija__245___Copiar_.JPG

Rocio._Lebrija__256___Copiar_.JPGRocio._Lebrija__249___Copiar_.JPG

Rocio._Lebrija__239___Copiar_.JPGRocio._Lebrija__251___Copiar_.JPG

Fotos: Manuel Pinto Montero.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.