Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Pascua
  • viernes, 19 de abril de 2024
  • faltan 359 días para el Domingo de Ramos

El periodismo cofrade: ataques y verdades. Carlos García Lara. El Correo de Andalucía


En ocasiones se está poniendo en tela de juicio el papel que desempeña el periodista que trata la información cofrade, ya sea por el tratamiento que hace de la noticia, por cómo la enfoca, por el tema del que escribe o, simplemente, porque no dice lo que alguien en concreto quiere que escriba o diga. Curiosamente, nunca se ataca al medio de comunicación en el que desarrolla su labor porque, probablemente, no interesa llevarse mal con éste “por lo que tenga que venir”. Algunos dirán que con este artículo no soy objetivo, aunque intentaré contar las cosas acercándome lo más posible a la objetividad concepto que, por cierto, es un mito por mucho que sea lo primero que te enseñan en la Universidad.

Lo primero es distinguir si realmente existe o no el periodista cofrade y si ésta es una disciplina propia como otras que se imparten en las facultades: “periodismo deportivo”, “periodismo científico”, “periodismo de investigación”. La respuesta es NO, aunque algunos han sido listos y han aprovechado este boom para crear un ‘Curso de información cofrade’ o, incluso, las propias facultades de Ciencias de la Información organizan encuentros de periodistas cofrades. La mayoría de los profesionales que tratan esta temática trabajan en otros ámbitos profesionales del periodismo, aunque esta faceta se está convirtiendo cada vez más en parte primordial de su tiempo profesional

Luego están aquellos que no son licenciados en Comunicación y que han creado multitud de blogs o cuentas de twitter para satisfacer su ansia de informar o de dar caña a todo lo que se mueva. Tampoco quiere decir que esto que ser licenciado sea una garantía de ser buen periodista o que sea necesario ser titulado para ejercer bien el periodismo. Miren ustedes si no el magnífico trabajo que hace Arte Sacro. Periodismo serio y respetuoso y ninguno de los que conforman su equipo tiene esta licenciatura.

Uno de los objetivos del periodismo es contar la verdad, sea la que sea, aunque duela. El problema deriva cuando esa verdad es bochornosa y algunos no quieren que salga a la luz, acudiendo a algo tan recurrente como “matar al mensajero”  o poner como excusa “que es un tema muy delicado”. Claro, como la corrupción en la política o las medidas desafortunadas que toman las empresas eléctricas, de las que todos queremos opinar. Y contar esta verdad está propiciando que algunos profesionales, que firman bajo seudónimo o con su nombre y apellidos, estén siendo objeto de iras y ataques por contar lo que es y lo que hay. No seré yo quien defienda la ‘faceta rosa’ del ‘periodismo morado’, pero lo que sí tengo claro es que hay una demanda de este tipo de información por parte de los sevillanos y que gracias a eso se están vendiendo muchos periódicos y oyendo programas de radio.

Pero también creo que es fundamental hacer un periodismo cofrade serio –rosa o no-, en el que la verdad sea su fin primordial. Y las cofradías no pueden ser coto vedado de información cuando se comete una tropelía, una desfachatez o un acto grave. Lo que vale para un sector de la sociedad, debe aplicarse para todo. Y no vale servirse del periodismo y del periodista para lo que convenga o para los intereses propios de unos pocos. La verdad es el fin último de todo.

http://blogs.elcorreoweb.es/carlosgarcialara/2014/03/17/el-periodismo-cofrade-ataques-y-verdades/

Foto: Francisco Santiago










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.