Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • viernes, 22 de junio de 2018
  • faltan 296 días para el Domingo de Ramos

Crónicas desde la Campana. Madrugada. Daniel García Acevedo (amplia galería)


Esta pasada Madrugada ha sido de las que más frio ha hecho de los últimos años, en lo climatológico, porque en lo sentimental el calor se ha dejado notar, sin retrasos reseñables.

La Cruz de Guía del Silencio, a la que se le cantó desde un balcón de Sierpes una saeta, se presentó a las 01,15 horas, pidiéndose la venia, como es costumbre, por escrito. El Señor pasó con su habitual andar rápido. Le cantaron dos saetas. El paso iba exornado por lirios morados. La Virgen de la Concepción pasó en dos chicotás, tras una larga parada. Es tradicional que lleve en el paso la flor del Azahar.

Seguidamente, la hermandad del Gran Poder, que llegaba a la 1,57 horas. El Gran Poder tuvo que ser parado hasta dos veces después de pasar por el palquillo, por estar comprimido el cortejo y no tener espacio para avanzar, y se le cantaron hasta tres saetas. El Señor lució la túnica bordada llamada de Corona de Espinas, cosa que no hacía desde hace unos setenta años. No se puede comentar con palabras la magnificencia de la talla y su caminar por las calles de Sevilla. La Virgen del Mayor Dolor y Traspaso pasó con su habitual andar rápido, en dos chicotás. Fue parada en la entrada en Sierpes mientras se le cantaba una saeta. Claveles blancos para el exorno floral deeste paso.

A las 3,05 horas pedía la venia la hermandad de la Macarena. Los nazarenos del cortejo del paso de Cristo pasaron de 3 en 3, excepto en el último tramo. El Señor de la Sentencia pasó con cinco marchas, en total, interpretadas por la banda de la Centuria y con su característico andar. El Señor llevó la túnica de Rodríguez Ojeda, restaurada por Carrasquilla. Primeros aplausos en Campana para el paso atrás que hizo antes de despedirse entrando totalmente en Sierpes. El cortejo del  paso de palio también pasó de 3 en 3, menos el último tramo. La Virgen de la Esperanza, que llevó el manto de tisú, verde manzana, y la saya de los volantes, pasó con un andar muy fino a los sones de las marchas “Macarena” de Abel Moreno, que estuvo presente entre los músicos de la banda, “Coronación Macarena”, “Esperanza” de Marvizón, “Esperanza Macarena” y “Como Tú, ninguna”, a cargo de la banda de música del Carmen de Salteras. Se le cantó una saeta que quedó solapada con las marchas. El exorno floral estuvo compuesto de claveles blancos.

El diputado de Cruz del Calvario pidió la venia a las 4,48 horas. El Cristo del Calvario pasó a un buen ritmo, en dos chicotás. Llevaba lirios morados y claveles rojos en las jarras del paso. Se le cantó una saeta. La Virgen de la Presentación llevaba claveles blancos. Pasó en dos chicotas, cantándosele una saeta en su entrada en la Campana. El manto es una verdadera joya de nuestra Semana Santa. La Virgen estrenó los nuevos faldones a cargo de Paleteiro.

A las 5,23 comenzó a pasar la hermandad de la Esperanza de Triana. Trajo a los nazarenos de ambos pasos de 3 en 3. El Señor de las Tres Caídas discurrió por Campana con cinco marchas interpretadas por su banda, que lucían el uniforme blanco de gala. Los costaleros, con su habitual andar combinando pasos largos, izquierdos por delante y pasos atrás, arrancaron los aplausos entre los abonados. El Señor llevó este año túnica granate bordada. Los faldones laterales y trasero han sido novedad del taller de Sucesores de Caro. Se dio la particularidad este año al cambiar los horarios, que mientras el Cristo de las Tres Caídas estaba a la altura del palquillo, por Duque-Alfonso XII pasaba la Virgen de la Concepción del Silencio, y cuando el Señor caido de Triana giraba a Sierpes, sus marchas se mezclaban con las del Cristo de los Gitanos, que se encontraba en Orfila. La Virgen de la Esperanza discurrió con las marchas “Siempre la Esperanza”, “Pureza Marinera” y “Esperanza de Triana Coronada” a cargo de la banda de música Santa Ana de Dos Hermanas. Los costaleros hicieron un gran trabajo con la Señora y la llevaron con un andar muy fino, metiéndoles un paso atrás en la calle central, que arrancó los aplausos de los abonados.

La Cruz de Guía de los Gitanos empezó a pasar a las 6,45 horas, solo 10 minutos después de lo fijado. Los nazarenos pasaron todos de 3 en 3. El Señor de la Salud, con su andar característico, sobre los pies y lento, con seis marchas tocadas por la agrupación de la hermandad. Muy aplaudida esta entrada en Campana, también. El exorno floral estuvo compuesto por rosas rojas. En la Confitería la Campana la fue tirada una petalada.  La banda de las Nieves de Olivares interpretó las marchas “Estrella Sublime”, “Pasan los Campanilleros” y “Madre de los Gitanos coronada”, tras la parada en el palquillo, para la Virgen de las Angustias. La cuadrilla, a las órdenes de Alberto Gallardo hijo, pasó con un buen andar muy al gusto del público que aún quedaba en las sillas, pese al frío que hacía a esa hora. Muy original el exorno floral de este paso, compuesto por flores variadas de diferentes colores. A las 8,04 de la mañana se metía el paso en Sierpes y terminaba, de esta manera, la Madrugada sevillana en Campana.

... la noche más hermosa.

Fotos: Fran Granado










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.